Homofobia en Corrientes: una pareja fue asaltada y agredida en plena calle

0
67
Una de las víctimas realizó su descargo en Facebook y contó la lamentable situación que le tocó vivir junto a su novio.

Una pareja sufrió un terrible ataque homofóbico el fin de semana en la capital correntina. Uno de los jóvenes utilizó la red social Facebook para contar lo sucedido y denunciar el hecho.

Matías, una de las víctimas del indignante hecho, cuenta que habían salido junto a su pareja, Mauricio.“La primera salida juntos como novios. Íbamos de la mano hacia el puerto para esperar nuestro colectivo»,  comienza el relato.

En ese momento, se cruzan con un grupo de varones que comienza a burlarse, «ahí viene la pareja feliz», les gritaron. Ante esta situación, la pareja decide ignorarlos porque«los homosexuales ya estamos acostumbrados», lamenta Matías en su publicación.

Lo que la pareja no sabía es que el mal momento y la persecución continuarán. Cuando toman el colectivo que esperaban, los homofóbicos suben detrás de ellos y continúan su intento de intimidación durante todo el viaje.

Por su parte, Matías y Mauricio continuaron con su vida sin molestar ni agredir a nadie en ningún momento y, a pesar de la notoria intención de generar conflicto por parte del grupo de agresores, ellos se abrazaron e intentaron seguir con su viaje a casa.

En un momento del viaje, Mauricio se descompone y su pareja intenta ayudarlo, perdiendo de vista a los varones que vienen intimidándolos. Es ahí cuando uno de los agresores se abalanzan sobre ellos e intentan quitarle el teléfono de las manos a Matías.

«Lo sostuve fuerte, por lo que hizo más fuerza y me tiró del asiento para comenzar a pegarme muy fuerte en la cabeza, me caí al suelo y cuando levanto la mirada veo que entre tres estaban pegando a mi novio»,  relató una de las víctimas.

Fue allí que la joven pareja solo podía sentir los golpes y escuchar los insultos homófobos de los agresores.  Cuando el chofer se acerca a ayudarlos, los delincuentes salen corriendo y se pierden en el barrio Esperanza con el celular de Mauricio.

Cuando bajan del colectivo y comienzan a caminar hacia su casa, se percatan de que la situación no había terminado. Uno de los violentos los había seguido y comienza a gritar expresiones de odio incitándolos a pelear,  «no le hicimos caso y entramos a mi casa urgente con miedo», contó Matías.

«Ambos tenemos golpes en la cabeza que por suerte no fueron graves y solo nos dejaron chichones, labios partidos, la cara con marcas, moretones en el cuerpo y varios raspones, nada de gravedad pero duelen igual», denunció en una publicación que se terminó haciendo viral.

«Sé que roban sin distinguir sexo, edad, sexualidad, etc, pero la agresión iba de la mano de gritos de odio hacia nuestra sexualidad que duelen más que los golpes. Lo peor de todo es que tenemos que conformarnos con agradecer que no pasó nada grave»,  se lamentó.