Gustavo Martínez resaltó la importancia de 300 comisiones vecinales en Resistencia

0
29

El presidente del Concejo, Gustavo Martínez. se refirió sobre la importancia del rol social-comunitario de la Comisión Vecinal, la elección democrática de su presidente y fundamentalmente de la participación de los vecinos en esta entidad barrial y considero que no es una entidad unipersonal dada por el presidente.

Cuya legitimidad está dada por la participación de todos los vecinos, no únicamente por los 7 integrantes de la Comisión, o solamente por el presidente. «La participación de todos los vecinos sin distinción de colores políticos: los independientes, los peronistas, los radicales para que de esa manera los vecinos colectivamente puedan resolver cuales son las acciones a llevar adelante para colaborar y coaccionar con los organismos públicos», afirmó.

El objetivo es que la Comisión Vecinal sea un eje de articulación con el centro de salud, con el club del barrio, las iglesias, la policía, como parte de la reconstrucción del tejido social.

Refiriéndose en un sentido más amplio dijo que «las comisiones vecinales son la cooperadora del barrio, trabajando mancomunadamente con los vecinos para mejorar las condiciones de su lugar, no un demandante a los organismos públicos».

En cuanto a la elección de los presidentes valoró que sea elegido democráticamente,  y que no se trate de un proceso de auto nominación, para que una vez en funciones se dedique a pedir asistencialismo para el beneficio de algunos en desmedro del objetivo central de la función.

Aseguró que comprendido ese rol, «es muy importante tener un presidente de la Comisión Vecinal, que permita articular las acciones tanto del Cuerpo Ejecutivo como el Legislativo del Municipio, para que a través de las entidades vecinales se trabaje en cuestiones que tienen que ver con la planificación y también a la vez con políticas de prevención, de educación y cultura».

A demás amplió el concepto diciendo que «se puede trabajar articuladamente con los recursos que pueda aportar el vecino, y en el caso de Equipo Hábitat, por ejemplo, la mano de obra, para mejorar las iglesias o instituciones rescatando ese tipo de acciones colaborativas».

Fuente diario tag