Güemes: denuncian un abuso sexual a una menor de 12 años

0
19
Un padre desesperado denuncia que el abuelo materno de su hija, abusó sexualmente de la niña. Comentó que no se comunica con su hija desde que la madre, su exesposa, la llevó con ella a Güemes por unos días que se convirtieron en meses. Según relató, se enteró del abuso por un amigo, lo corroboró pero hasta ahora no pudo ver a su hija.
“Mi nena tiene doce años. Se crió conmigo en el barrio Belgrano de Laguna Blanca. Yo me separé hace aproximadamente cinco años de su madre y por común acuerdo me quedé yo a cargo de nuestra hija. En las vacaciones de julio (del 2018), mi exesposa viene y me pide para llevar a la nena a Güemes para que pasara unos días con las hermanas, hijas de su madre con otra pareja. Le dije que sí, ¿Cómo le voy a decir que no? Me dijo que la iba a traer de regreso, pero nunca la trajo. Ahí empezó el problema”, comenzó el relato Alfredo Juárez, el papá de la menor.
Según contó, en cinco años los acercamientos entre la menor y su madre, fueron escasos. La mujer vive en la localidad de Güemes y la niña -hasta el año pasado- estaba en Laguna Blanca. “En el 2018 la madre la vino a buscar en dos oportunidades y en la segunda, no la trajo de vuelta”, explicó.
“Yo estuve muy mal en esos meses, casi enloquecí, perdí el control. No iba hasta Güemes a buscarla porque la mamá me metió una medida cautelar. Un día vino un oficial de la Policía a notificarme que la madre me había puesto una perimetral, que no podía acercarme ni a 300 metros de donde vive ella. Incluso me agarró un ACV por la impotencia”, relató Juárez. Hoy está físicamente imposibilitado.
“Separarla de mí me arruinó la vida, y ahora me vengo a enterar por un amigo de ese pueblo que mi hija tenía graves problemas. Así me dijo, averigüé y resultó que su abuelo había abusado de ella. A mí me cerraron las puertas para entregarla a un violador”, agregó.
Alfredo busca información pero es muy poco lo que puede saber del caso. Según averiguó, “a la niña la atendieron en el Hospital de la Madre y el Niño” pero él no pudo verla ni acceder al parte médico. Recurrió a la Dirección de Niñez y Adolescencia y confía en que su hija “está siendo monitoreada”; pero él no tiene el cuidado. En cuanto al abusador, explicó que fue detenido y que la causa se encuentra en el Juzgado Penal de Clorinda.

Problemática 

social

El abuso sexual es un delito contra la integridad sexual de la persona, y está condenado en los artículos 119 a 133 del Código Penal. Los daños, que son tanto psíquicos, físicos, como morales, son muy difíciles de reparar, aunque no imposible.
En Formosa, las cifras de abuso sexual infantil no bajan y el repudio social y mediático de esta problemática es insuficiente. En el 2017 ingresaron casi 300 casos al sistema judicial formoseño, pero éste número sólo representa una parte del total ya que la mayoría queda en el silencio. El año pasado, al menos un caso por mes tomó trascendencia pública y en lo que va del año, trascendieron tres casos de la capital y el interior provincial.
Los delitos sexuales contra menores son de acción pública y pueden ser investigados de oficio. Es decir que si se conoce el hecho de que un menor fuera víctima de abuso sexual, cualquier ciudadano puede hacer la denuncia y el Estado está obligado a investigar los hechos denunciados, aunque no hayan sido ratificados por los tutores del niño, niña o adolescente.

¿Dónde informar si un niño, niña o adolescente pudo haber sido víctima de abuso sexual?
• Línea nacional gratuita: 0800-222-1717 (cualquier día, a cualquier hora, desde cualquier lugar del país).
• Línea provincial 102 (Servicio de Atención a Niños, Niñas y Adolescentes en Situación de Vulnerabilidad).

Fuente diario la mañana