Fumigaron la Dirección de Tránsito y hubo personal afectado por el químico

0
42

La Dirección de Tránsito de la ciudad fue fumigada el pasado lunes y el químico utilizado afectó al personal del área. Mientras que los trabajadores del lugar aseguraron que fueron dos las empleadas que debieron recibir asistencia médica, la subsecretaria de Tránsito y Seguridad Vial, Elizabeth Tumilasci, señaló a este diario que sólo una trabajadora fue afectada. La fumigación estuvo a cargo de la Provincia, debido a que en el barrio donde se encuentra la dependencia municipal fue detectado un caso de dengue. Para el operativo fueron desalojadas todas las oficinas del lugar. El personal del Juzgado de Faltas se retiró del área y ya no se realizaron actividades en la jornada en las oficinas, sin embrago en Tránsito, los agentes volvieron a los lugares de trabajo y comenzaron a sentir los restos de la fumigación. Dos empleadas fueron atendidas por servicios médicos como consecuencia de los químicos inhalados. Una de ellas, que es alérgica, debió recibir medicación porque el químico le afectó los bronquios y tenía dificultades para respirar. La otra, con fuertes dolores de cabeza fue atendida en un sanatorio privado. Tampoco para el resto, el operativo pasó desapercibido. Señalaron que sintieron durante un buen tiempo después un intenso olor y un sabor agrio. “Había una fumigación programada por un caso de dengue en la zona, pero se desalojó todo el edificio por 30 minutos. El personal fue avisado con anticipación. Una vez retirado, ingresó personal del Ministerio de Salud y fumigó, y luego de ventilar el lugar se retomaron las actividades”, dijo el titular del área de Tránsito, Jorge Sladek, quien minimizó la situación.

Intoxicados en la escuela yrigoyen

No se trata de la primera vez en que una fumigación complica la salud de las personas que se encuentran en el lugar. El octubre del año pasado al menos 15 alumnos de la Escuela Hipólito Yrigoyen debieron ser internados después de que se intoxicaran con los restos de una fumigación hecha en el lugar el día anterior. Los estudiantes comenzaron a sentir náuseas, dolores de cabeza y mareos y algunos hasta sufrieron descompensaciones. La mayoría de los afectados fueron estudiantes de entre 10 y 12 años. Una vez notificadas del incidente, las autoridades de la institución situada en la calle Bolívar 852 se pusieron en contacto de inmediato con el Servicio de Emergencias 107, que acudió al lugar con rapidez.

Fuente diario norte