Feroz golpiza a una joven a la salida de un boliche: «No tengo nada contra las trans», dijo al acusarlas

0
245

Una joven de 24 años denunció en la Policía, y también en redes sociales, la feroz golpiza de la que fue víctima el domingo a las 6 de la mañana, a la salida de un local bailable ubicado en el Ensanche Sur de Sáenz Peña.

La mujer contó en su cuenta de Facebook que ayer a la madrugada, a la salida del boliche Extreme, le pegaron y le dejaron el rostro completamente lastimado. «Tengo fisura en los dos pómulos, por eso tengo así la cara», contó y pidió que se difunda la foto de sus agresores.

Según consta en la denuncia, las personas que la atacaron serian dos personas transgénero. «No tengo nada contra los trans, pero no pueden aprovecharse así», mencionó la joven golpeada.

Las dos jóvenes trans -contó- la atacaron a la salida del boliche con patadas y golpes de puño, dejándola tirada en la calle con heridas cortantes y hematomas en la cabeza, el rostro y otras partes del cuerpo.

La denuncia fue realizada por la madre de la joven en la División Violencia Familiar y de Género de Presidencia Roque Sáenz Peña. Allí señaló que a las 6 horas de este domingo, su hija de 24 años de edad salía junto con dos amigos de un local bailable ubicado en calle 1 del Ensanche Sur.

Allí fue abordada por una joven trans a quien conoce como «Perla» junto a otro, alias «Cristian», ambos de contextura robusta. Las personas le preguntaron a la joven si tenía problemas con alguna de sus primas, a quienes identificaron con nombre y apellido, ya que las mismas estaban allí presentes.

La joven le respondió que no y luego de eso comenzaron a golpearla con patadas y puños en todo el cuerpo.

Luego del ataque las agresoras se alejaron, dejando a la joven tirada en la calle. Minutos después la víctima fue asistida y derivada al Hospital 4 de Junio, donde quedó internada por las graves heridas.

La denunciante presenta fisura de pómulos, los ojos prácticamente cerrados por los hematomas y golpes en todo el cuerpo. La Policía trabaja intensamente para detener a las jóvenes que ya estarían identificadas.