En Neuquén, un pastor le mandó un video porno a una vecina

0
216

La localidad rionegrina de Catriel se convirtió en el escenario de un escándalo después de que un pastor evangélico le enviara a una vecina un video a través de Whatsapp en el que se lo puede ver masturbándose. Tras la denuncia de la mujer, el acusado tuvo que pedir disculpas, aunque justificó: «Es imposible que yo lo haya mandado».

El hecho ocurrió después de que la mujer compartiera un estado a través de la red social en el que contaba que le dolía la cabeza. El hombre, conocido en la localidad como el pastor Polo Cerda, le respondió: «Voy a orar para que Dios la sane».

El intercambio de mensajes ocurrió entre las 00.40 y la 1 de la madrugada. Después de que ella le agradeciera, el pastor no respondió por un rato, pero más tarde le envió un video en el que se lo puede ver masturbándose.

La mujer viralizó la conversación a través de las redes sociales y, según el medio local Catriel 25 Noticias, hizo la denuncia en la Comisaría 9°.

Tras el revuelo que se desató, el pastor difundió un pedido de disculpas y negó haber enviado el video. «Teóricamente yo lo envié, pero yo estoy consciente y seguro de que ese video yo no lo envié a esa señora y nadie lo enviaría. Lamentablemente llegó ahí», dijo el hombre en un mensaje grabado. Sin embargo, no negó ser quien aparece en la filmación.

«Esta mañana cuando me voy a levantar para preguntar cómo estaba, si Dios le había sanado el dolor de cabeza, me encuentro con esto, con que estaba bloqueado. Miro y veo ahí que estaba ese video. Le mandé un mensaje pidiendo disculpas, diciéndole que no sé cómo llegó eso ahí», explicó.

El pastor contó que más tarde lo llamó el esposo de la mujer: «Estaba enojado y está bien. Le pedí disculpas a él y a la señora».

«Yo no soy así de mandar videos a nadie así que pido disculpas. La verdad que no hubo acoso ni tampoco me provocó ni nada por el estilo, nada… no hubo nada. Es imposible que lo haya mandado», aseguró.

TN.com.ar