En Corrientes se afanaron 900 vacunas

    0
    758

    Comparó con el caso del Vacunatorio VIP que eyectó de su cargo a Ginés González García, en que sólo estaban bajo la lupa menos de 70 vacunas. Sobre los precios de los alimentos, dijo que en la Argentina hay que discutir la cadena de valor. Aseguró que las causas contra Cristina «son todas inventadas».

    La salida de la crisis económica del país, para el dirigente peronista Aníbal Fernández, está contenida en la Biblia: «Con el sudor de tu frente». Y agregó que se sale «con producción y trabajo». Quien es mencionado como el posible interventor en el Partido Justicialista de Corrientes, concedió una extensa entrevista a la Televisión Pública, que aquí se transcribe en sus párrafos principales.

    En el país hay un piso de anti peronismo garantizado. ¿No está en riesgo para el Gobierno estos años elevar esto? No digo generar una corriente a favor de Juntos por el Cambio, sino justamente de en la medida que no pueda mejorar la economía hogareña, el bolsillo del ciudadano, elevar este piso de anti peronismo…

    -Lo peor que nosotros podríamos hacer, es callar. Ese piso de anti peronismo existe. ¿Alguien lo venció a eso? Sí, Néstor Kirchner lo venció. Yo he caminado con Néstor Kirchner. Un día en Catamarca, recuerdo un señor grande, de 80 y pico largos de años, se le acerca y le dice: «Doctor, yo soy gorila, soy feliz siéndolo, sepa que lo voy a votar, porque usted me representa». Es decir ¿qué hay que hacer para que eso suceda? Hablar de políticas criteriosas y responsables. A mí no me van a convencer cuando sale alguien de Recoleta, bien vestidito, con un cartel que dice «Todos somos Vicentín»… Yo no quiero ser Vicentín, son chorros, esos le robaron al pueblo argentino. No quiero ser Vicentín. Entonces, en este país es muy difícil conciliar con esa señora lo que yo pienso. Pero la Argentina tiene cosas por hacer en ese sentido, como generar trabajo, riqueza… Yo siempre valoro mucho lo que está haciendo Gabriel Katopodis, Gustavo Arrieta y Jorge Ferraresi, que son todos los que tienen las baterías de obras públicas preparadas, para cuando el bicho amaine un poquitito y nos deje salir a la calle. Y por otro lado, todos los compañeros que están trabajando por un proyecto de generación de riqueza a través de las Pymes, las pequeñas y medianas empresas que le den laburos a los compañeros nuestros. Es eso lo que nos va a dar salida. Entonces ¿por dónde vamos a salir? Lo dice la Biblia, no jodamos mucho, con el sudor de tu frente… Ahí hay que salir, con producción y trabajo. Generando esfuerzos por parte del Estado que te financien. No viste cuando en tu barrio, por ahí estás yendo a laburar y el de al lado no le arranca el auto, si tenés un poco de buena leche: «Don José, venga suba, ponga segunda» y empujamos entre todos. Bueno, acá va a tener que ser el Estado el que nos empuje. El Estado está preparado para hacerlo. Así como el artículo 19 de la Constitución nos habla del poder del policía, es el artículo que dice que todo lo que no está prohibido, está permitido, nos da un poder de policía para restringir alguna libertad cuando decís: «Por favor, quédate en tu casa. No la hagamos más difícil de lo que la estamos haciendo». El artículo 75, inciso 19, a partir de la Reforma del 94, dice que el Estado es el responsable del desarrollo económico.

    PRECIOS

    No puede ser que en Argentina sea prohibitivo para muchos comer carne…

    -Hay varias cosas que se pueden apreciar. Puedo decir, no lo cambio al teléfono, lo cambio el año que viene o el otro. ¿Y las medias? Y mirá, las medias ahora no son como antes que se te rompían y tenías que coserlas con el mate adentro o la bombilla antes de ir a la escuela. Estas se la bancan, aguantemos un poquito más. Pero ¿el peronismo permitir que no haya comida en la mesa? No, eso no. No puede pasar.
    ¿Y cuál es el camino?

    -El primer camino es política. El primer camino es sentarse hablar con los diferentes sectores. Lo han hecho, por ejemplo, con el maíz. Cuando vos estás del inter-zafra, lo que vos estás necesitando es que te garanticen la cantidad y el precio, porque vos con esa inter-zafra estás alimentando a tus chanchos, pollos y a tus vacas. Lo vas a necesitar fundamentalmente. Hay cosas que son tan rápidas como el trigo, por ejemplo. Con el pan no. ¿Por qué no? Te hago un cálculo: ¿cuánto trigo se necesita para hacer un kilo de harina? ¼. ¿Cuánta harina se necesita para hacer un kilo de pan? 1.96. ¿Cuánto trigo es el kilo de pan? Y multiplicá 1.4 por 1.96 y te va a dar 1.34 ¿Cuánto vale la tonelada de trigo? Entre 21 mil y 23 mil pesos. 21 x 1.34, me da 28,14. Este último número, 28,14, es lo que me cuesta el trigo de un kilo de pan, que lo estoy comprando a 200 mangos. No es el productor del trigo que tiene todo el derecho del mundo y labura como un perro y tiene derecho a ganar su rentabilidad, hay que discutir la cadena de valor. Con la leche pasa lo mismo.

    Al productor le pagan entre 10 y 12 pesos el kilo de manzana o de pera y vas al supermercado y…

    -Es la cadena la que tenemos que revisar. No pueden estar pagándole monedas al productor que tiene que trabajar como un perro, para que la diferencia la haga el resto de la cadena. Esto que te digo de la leche, es exactamente lo que pasa con la manzana.

    ¿Cree que alguna vez van a explicar en la Justicia, tanto Mauricio Macri como sus funcionarios, las causas de espionaje, negocios del otro lado del mostrador, etcétera?
    -Sí, claro. Tienen que explicarlo. El otro día leí una cosa que me pareció estupenda, él que se quiere parecer a (el líder sudafricano Nelson) Mandela, démosle el gusto y metámoslo 27 años preso. Esa es la verdad de la milanesa. Todas las mugres que hizo, porque él vino a robar, no vino a otra cosa. Hay tipos que son exitosos en el Gobierno y tipos que no lo han sido. Raúl Alfonsín, nadie puede dudar de la honestidad de Alfonsín y el esfuerzo que ha hecho por dar vuelta una Argentina y hacerse cargo de la recuperación de la democracia y con todo el dolor que significó eso. Y si quiere hilar fino también, hasta De la Rúa que no dejó macana por hacer, pero nadie puede decirle que no haya tenido buena voluntad. Pero este tipo nada. Autopista del Sol, se afanaron 499 millones de dólares. Los parques eólicos, donde hay jugadores de fútbol involucrados… Le han vendido terrenos del Estado a la familia Blanco Villegas, la familia de su madre, no han tenido pruritos de ninguna característica. Un sinvergüenza pocas veces visto.

    COMPARACIONES

    ¿Hay doble vara? Porque por ejemplo, en Jujuy el propio Gobernador reconoció que hubo vacunatorio VIP. «Les faltó vacunar al gato», creo que dijo Gerardo Morales…

    -En Corrientes se afanaron 900, que aparecen porque el vivo del ministro, Ricardo Cardozo, dice que él viajaba a Goya; pero en realidad no fue a Goya, fue a Droguería del Sud, donde una amiga de él es la encargada de las vacunas. Se afanó dos cajas de vacunas y se las trajo en su camioneta. Por desgracia se descompuso y se dio un palo y por suerte no fue nada más que eso, porque no se lastimó… Deseo con el alma que no se haya lastimado, pero le encontraron las dos cajitas con las 900 vacunas. 900 vacunas, acá eran 70. ¿Era para tanto? Creo que no, pero el Presidente tomó una decisión. Ya está.

    La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner renunció a su sueldo como Vicepresidenta. Tu opinión al respecto, pero además te quería preguntar si existe hoy en la Argentina la persecución política.

    -Estás hablando con el que debutó con el Lawfare. Un día en el prime time del domingo, en Canal 13, con la producción de Lanata, me mencionaron como el responsable de la muerte de tres pibes y traficante de efedrina. Yo me la comí a eso. Mis amigos me decían salí a aclararlo, pero ¿quién? ¿Clarín, La Nación, te va a dar lugar para contar esto? Pasó el tiempo hasta que un día esto se resolvió, pero después de eso aparecieron un montón de otras cosas, que tienen características de Lawfare, pero también de mugre. Lo de Cristina, tiene mucho más característica de Lawfare y mugre a la vez, porque nadie, para los que estudiamos carreras duras, cuando vos analizás qué fue lo que hicieron con Cristina, te vas a dar cuenta que había un ensañamiento y una vocación de lastimar. Primer tema: ¿por qué todas las causas le caían a Bonadío? Si vos hacés la probabilidad, que los que venimos de las Ciencias Económicas tenemos una materia específica en la estadística, Adrián Paenza, un hombre de esta casa, hizo los cálculos y es una en muchos millones, la probabilidad de que todas las causas caigan en el mismo Juzgado. Y te aclaro que yo he sido amigo de Bonadío. Con lo cual, no estoy hablando por el agravio nada más. Da bronca. ¿Cómo no te va a dar bronca? Un día la citaron a ocho declaraciones indagatorias. Es una burla. Citarla el día del cumpleaños de Néstor, del hijo… Lo que no se daban cuenta estos tarados, es que estaban hablando de un cuadrazo que tiene un cuero de 5 pulgadas, le importa un comino. Está muy formada para eso. Las causas de Cristina son todas inventadas. Todas. Yo les ruego que ustedes me inviten el día que todas estén terminadas, para que las expliquemos una por una. Se van a dar cuenta de la mugre que esta gente hizo y cuánto colaboraron algunos canales, manchando para mostrar algo que no era verdad.

    El papel del Estado

    ¿El Estado debe seguir con políticas de asistencia?

    -El Estado es responsable del desarrollo económico. Si vos tenés complicaciones como arrancaron con la pandemia donde cortaste tu actividad, vos tenés que salir con las IFEs y con las ATP. ¿Eso tiene retorno al Estado? No, es fondo perdido. Ahora, todos los días vas generando algo nuevo que te permita que eso arranque. Cuando vos arrancaste, lo hiciste, empezás a recibir tu primer sueldo y el pibe no va a un comedor, come en su casa. Ese es el esfuerzo que tenemos que poner de manifiesto nosotros.

    Hay un tema que pesa mucho y se vincula también con lo que hablábamos de esta niña que estuvo… Durante días fue intensamente buscada. Y es lo que está pasando con los alimentos, porque incluso, en un contexto tan adverso como el de la pandemia, con crisis económica, hay quienes están haciendo fabulosos negocios. En un país como el nuestro, no puede tener los precios como los tienen en alimentos.

    -No tengas dudas. Sí, pero es mucho más profundo.

    ¿Se puede hacer algo más?

    -Sí, claro-

    En las últimas semanas, se han dado reuniones multisectoriales. En las distintas partes de la mesa, hay distintos eslabones de la cadena. No estamos acostumbrados a eso en la Argentina.

    -Hay que discutirlo.

    ¿Pero se puede confiar en lo que va a pasar después de la reunión?

    -Ninguno tiene vocación de perjudicarte. Vos también tenés que ser serio eh, ganate el respeto de ellos, porque también tenés que ser serio vos. Cuando vos te comprometés, tenés que cumplir y tiene que estar a rajatabla lo que dijiste que ibas a cumplir. Te doy un ejemplo, la leche no se vende más por litro, se vende por la cantidad de grasa butirosa que tiene, por lo cual, cuando la tambera ordeña, en la tranquera deja lo que va a llevar y después se entera cuánto está cobrando por ese tema. Resulta ser que muchas veces el precio que percibe el productor, cuando vos agarrás el diario y te fijás, dice Alfredo Cotto un día a la semana, que le llaman miércoles de no sé qué cosa, te da un descuento que es más grande el descuento en la leche, que lo que le pagan al productor… Algo está mal, no está bien. Ahora, yo veo que está generando reuniones sectoriales mucha gente del Gobierno. Escuché a (el ministro de Desarrollo Productivo, Matías) Kulfas el otro día y me parece que es el camino. Primero hablemos, no es necesario confrontar. Se puede acordar, si ellos quieren producir y nosotros queremos que produzcan y que las cosas salgan bien. Y además, que puedan exportar y colocar los productos en el mundo. Y si podemos agregar valor agregado, que es el primero de los objetivos, agregar valor agregado, que se lleve mano de obra argentina… Es indispensable. Lo hablaba con (el ministro de Agricultura, Luis) Basterra hace muy poco, ellos eliminaron las retenciones a la fruticultura, es uno de los problemas severos en el Alto Valle, hemos perdido una empresa como Moño Azul. Manzanas de Moño Azul, yo comía cuando tenía 5 años.
    La concentración es uno de los grandes temas…

    -No sé. Hay que discutirla, porque la logística tiene que existir. Yo tengo la manzana que la bajé del árbol del Alto Valle, pero después ¿cómo hago para traerla a cada uno de los lugares? Bueno, es una discusión que yo tengo que llevar.

    Ante la Emergencia Sanitaria

    Hoy, lo prioritario es el tema vacunas, esta situación tan compleja que atraviesa el mundo, no solamente la República Argentina. En la Argentina se avizora una segunda ola y por ahora lo que tenemos, estábamos repasando recién, son sugerencias sobre cómo cuidarnos. ¿Habrá que tomar medidas?

    -No sé si sugerencias solamente. La reacción del Gobierno argentino ha sido inmediata, con una «ventaja» que era la de ver las cosas con el diario del lunes. Nosotros mirábamos Europa, comienza el proceso fundamentalmente con las principales ciudades de Europa: España, Italia, Francia, Alemania, Reino Unido… Después China, Corea del Sur, Irán… Después Estados Unidos. Nos empiezan a mostrar cosas que teníamos que hacer y las cosas que no debíamos hacer. El desarrollo del trabajo que fue puesto en manifiesto por parte del Gobierno argentino, que se lo cargó al hombro el Presidente desde el primer momento, dio resultados muy positivos. Claro que por supuesto, cuando comenzamos pensando seriamente que hay un pueblo detrás que está esperando respuestas criteriosas, en algún momento aparece la mezquindad de un montón de cabezas de frasco que no le da para mucho más que eso y entonces dieron vuelta la tortilla y empezaron a criticar cualquier cosa que le venía bárbaro. Y generaron el movimiento de anti vacunas y todo ese tipo de cosas. Y después cuando se empiezan a firmar los contratos, que son muchos, cerca de 62 millones de dosis la que ya están contratadas… Está costando que vayan viniendo porque el mundo también está sufriendo esta situación. Cuando se firmaron los convenios y empezó a llegar la más importante a esta altura del partido, que es la Sputnik-V del Instituto Gamaleya… Nikolai Gamaleya fue un microbiólogo fenomenal, ruso, con un conocimiento muy grande, ha generado varios premios Nobel, han generado las vacunas del Ébola, son muy importantes en el mundo. Empezaron a bastardearla tanto como pudieron, hasta que un día la revista en términos médicos Lancet dice «Qué vacunas que tenemos», entonces todo el mundo empieza a opinar al revés. De hecho, en estos momentos la propia Europa: España, Italia, Francia, Alemania, fundamentalmente son las más críticas de lo que está sucediendo y se despegaron de AstraZéneca de forma inmediata; pero además son las que primero graficaron que estas vacunas del Instituto Gamaleya podía ser producidas en esos cuatro países. Entonces, nuestra respuesta como argentinos fue buscar lo mejor que se pueda conseguir rápidamente para vacunar. Si pudiéramos tener 20 millones sería estupendo, no pararíamos de vacunar y estar haciéndolo un día atrás del otro…

    Yo con sugerencias me refería a que por ahora se desaconseja viajar…

    -No es bueno viajar… Hablábamos el otro día en otro canal que me decían: «Pero la cepa de Manaos está solo en Brasil»; pero eso significa que puede entrar por cualquier lugar. Los kilómetros de frontera que tenemos con Chile son 5.256; 752 con Bolivia; 1.737 con Paraguay; 1.132 con Brasil y 493 con Uruguay… Muestran 9.370 kilómetros por donde se puede entrar con eso si uno no presta atención. Hoy hay 7.200 argentinos vacacionando en Brasil.
    Además hay una actitud dispar.

    -Lo más preocupante es que solamente reaccionan cuando el sopapo en la cara es el de un familiar muerto. No lleguemos a eso. Veamos cómo podemos hacer para esforzarnos y que esto nos dé la oportunidad.

    ¿Habría margen para cerrar actividades?

    -Yo no sé si cerrar actividades, pero lo que hay que jugar a muerte, es poner todas las fichas en que el pueblo comprenda que determinadas actitudes no son saludables. Y que si tenemos que seguir generando actividad porque esa riqueza es indispensable para que coman nuestros hijos… Yo no quiero ese comedor del barrio, quiero el comedor de tu casa, con tu vieja al lado, ese es el comedor. Y para generarlo, tenemos que tener actividad. Y para tener actividad tenemos que cuidarnos mucho, porque si no las complicaciones son inmediatas y los resultados son los que vimos.

    EL CAMPO POLÍTICO

    Vamos al terreno político. ¿Es difícil gobernar siendo coalición?

    -No, yo aprendí a ser frentista con Juan Perón. En el año 73 llevamos como candidato a gobernador en Santa Fe a Carlos Sylvestre Begnis, que no era peronista, era del MID. En algún momento exigían unos determinados compañeros la intervención porque entendían que el Gobierno no andaba bien y entonces Perón en un momento les hace entender diciendo: «Si ustedes creen que hay que intervenir la Provincia, yo la voy a intervenir». «¿Y a quién va a poner de interventor?», le preguntan. «A Carlos Sylvestre Begnis, si yo ya lo elegí, es el mejor que tengo», respondió. Con lo cual estas cosas se defienden o se defienden. No se puede andar haciendo acuerdos timoratos o pegados con saliva, porque no tenga coraje de defenderlo. El Presidente lo está haciendo, a mi juicio, en perfectas condiciones. Lo que hace es evaluar la tarea que cada uno de esos hombres y mujeres que forman parte de la coalición, no viniendo del peronismo y que se están desempeñando de manera excelente. Puedo mostrar un montón de casos, me duele mucho lo de Pino, que hubiera hecho un papel fenomenal, caso de Donda, Massa, Malena, un montón de compañeros que no vienen del peronismo y que están todos absolutamente con la cabeza puesta en encontrarle soluciones y respuestas a lo que los argentinos les están pidiendo. Un país diezmado, cuatro años de semejante bestia que tuvimos de Presidente, te entregan algo hecho pedazos. No alcanza el Poxipol para pegarlo, acá hay que jugar un poco más, porque lo que se rompió es la familia. La chiquita esta de ayer… Eso no nos puede pasar a los argentinos. Gente en situación de calle yo lo vi en Washington, hace muchos años que se ve allí eso, pero en la Argentina no. Algo tenemos que hacer para que eso no suceda.
    Es una problemática multitudinaria…

    -Sí, pero no puede suceder. Que se lo digan a otros, no a los peronistas. Al peronismo no. En el peronismo no puede suceder, alguien tiene que encontrar la solución, dónde va la madre, dónde va la hija, cómo se los atiende, un médico que los pueda controlar y alimentos todos los días. Tiene que encontrarse la solución. En el peronismo no; no sé qué harán los otros.

    Son muchos y son miles. Hablando de jugar, ayer Mauricio Macri, ex presidente, justamente durante su Gobierno hubo una deficiencia en cuanto a la construcción de políticas sociales.

    -Error. No es verdad. No hubo ninguna deficiencia. No hubo.

    Eso se notó, incrementó el déficit habitacional en todo el país…

    -Perdón por interrumpirte. Te voy a hacer acordar una cosa. Cuando él empieza en la Ciudad de Buenos Aires, armaron un grupo, como si fuese una Dirección de la Ciudad, que cagaban a piñas a tipos que estaban en situación de calle, hombres, mujeres y pibes, para expulsarlos de la ciudad. ¿Viste alguna aberración más grande que eso? La solución que buscamos nosotros que es, desde el punto de vista cristiano, judío, evangelista, musulmán… Todos miramos de la misma manera, tender la mano al próximo, al prójimo, al que tengo al lado. ¿Cómo ayudo al que tengo al lado? Si sos un hombre o una mujer de la religión, lo mirarás con amor; si no, miralo con intereses si vos querés, pero tendé esa mano, no puede ser que nadie los ayude.

    Ayer Mauricio Macri presentó su libro Primer Tiempo, se esperanzan con un segundo tiempo. ¿Tiene chances el macrismo o Mauricio Macri de un segundo tiempo?

    -No. Cuando Juan Perón vuelve a la Argentina, sacó el 62 por ciento de los votos. El 38 por ciento no lo votó. Cuando Cristina tuvo su mejor momento, sacó 54 por ciento de los votos, el 46 por ciento no lo votó. Hay gente que no vota a peronistas, son reglas de juego, no me asustan, ni me preocupa. ¿Qué es esa estupidez de la grieta que inventó este mamerto?

    Fuente El Libertador