Empresas dedicadas a realizar fiestas están en crisis y a punto de desaparecer

0
206

Mientras Corrientes avan­za con las aperturas comer­ciales de manera progresiva, el sector que incluye la ac­tividad nocturna y aconte­cimientos sociales se dirige a ser una de las últimas en reactivarse.

Desde el Gobierno provin­cial descartaron que en julio se den nuevas aperturas que puedan estar relacionadas al rubro. Lo cierto es que los empresarios locales buscan poder avanzar, por lo que presentaron un protocolo que les permita trabajar.

Los dueños de boliches que se dedican a la organi­zación de festejos especiales y fiestas de egresados, están sin actividad desde hace más de tres meses, lo que empujó a los empresarios a buscar alternativas para po­der abrir sus puertas.

Fue el propio gobernador Valdés quien en la última conferencia deslizó que in­vestigan la realización de fiestas ilegales, y destacó que se encuentran siguien­do el rastro.

“Tenemos información, no crean que no sabemos”, dijo el primer mandatario hace algunos días.

Sobre el tema, NORTE de Corrientes consultó a algunos de los empresarios del sector, quienes debie­ron reinventarse para poder sobrellevar la cuarentena. “Mientras los que tenemos locales tenemos que dedi­carnos a otra cosa, sabemos que en la ciudad hay fiestas privadas cada fin de sema­na”, remarcó uno de ellos en contacto con este diario.

En ese sentido, confirma­ron que la semana pasada fue presentado al Gobierno un protocolo de funciona­miento, el que incluye la apertura de boliches, pero con mesas tipo bar, contro­les sanitarios y distancia­miento social.

Sobre el tema, ayer el coordinador de gobierno, Carlos Vignolo, descartó que la actividad nocturna vuelva en julio, pero deslizó que se evalúan muchas posi­bilidades al respecto.

Al tiempo puntualizó: “Las actividades masivas serán lo último que vol­verán. Hay que pensarlas para cuando haya una vacuna o una solución de fondo para el virus”.

RECEPCIONES

Todos los años desde noviembre dan comienzo las cenas y las fiestas de re­cepción. En contacto con los empresarios del sector, confirmaron que, si bien el año pasado algunos colegios comenzaron a avanzar en las contrataciones, este año la pandemia tiene a todo el sector sin noticias.

“Estamos a la deriva, es imposible saber si se van a poder realizar este año es­tas fiestas, y no sabemos tampoco -en el caso de que se pueda- bajo qué condi­ciones se deberán realizar”, explicó una de las fuentes consultadas.

El tema preocupa, porque en su mayoría las empresas evalúan cerrar. “Nos dedica­mos a los acontecimientos sociales y desde hace tres meses estamos sin activi­dad, pero lo que es más gra­ve es que no sabemos cuán­do podremos retornar. Va­rias empresas ya decidieron cerrar, mientras que otras están tratando de reconver­tirse, lo cierto es que tenía­mos para este año, que fue­ron pagados, como fiestas de 15 y casamientos, y hoy no sabemos cuándo se podrán llevar a cabo, la desolación es total”, insistió un vocero del sector.

Fuente diario norte