El precio del pan podría volver a subir en las próximas semanas

0
95

A fines de enero, el pan sufrió un incremento en su costo del 10% alcanzando en algunos casos de los 30 pesos el kilo. Según el Centro de Industriales Panaderos del Chaco, el aumento sirvió para absorber los incrementos en productos, servicios, impuestos y salarios de trabajadores que no fueron trasladados al precio del pan durante seis meses.

 

Sin embargo, en las últimas semanas, federaciones de industriales panaderos de todo el país anunciaron un nuevo aumento que llevaría el precio del pan a 50 pesos aproximadamente.

Según el Centro de Economía Política Argentina (CEPA), entre 2015 y 2016 el pan registró un aumento acumulado del 83% como consecuencia de del incremento en el precio de la harina y del gas.

En el caso de la harina, para CEPA “las principales políticas del Gobierno nacional suscitaron el incremento del precio del trigo en un 104% en el mercado interno por la quita de retenciones, la devaluación de diciembre de 2015, y la eliminación de los permisos de exportación”. De esta manera, la bolsa de 50 kilos de harina pasó en el período analizado de $110 a $160, y en enero de este año alcanzó los $330.

El CEPA destacó que otros de los factores que explican el aumento del precio del pan fueron los incrementos en las tarifas.

En el Chaco

En nuestra provincia la situación nacional atraviesa a todos los panaderos. En enero debieron incrementar el costo del pan en un 10% producto de los aumentos de los servicios, los impuestos, los insumos y principalmente las cargas sociales de quienes tienen empleados.

Según explicaron desde el Centro de Panaderos del Chaco, todavía no hay una determinación unánime sobre un nuevo aumento en el precio del pan, aunque están en “estado de alerta”. Sin embargo, NORTE consultó con algunas panaderías del microcentro de Resistencia y sus dueños admitieron que “la realidad no es la mejor” y que cada panadería está resolviendo por su cuenta si aumenta o no el precio del pan. “Depende mucho de los costos que cada panadería tiene, no es lo mismo un comercio que paga alquiler, impuestos municipales, que produce en cantidad, que tiene empleados, a una panadería chica sin empleados”, analizaron.

En ese sentido, manifestaron que “tampoco conviene aumentar el pan, ya que la demanda en los últimos tres meses ha bajado producto del precio. La gente no está pudiendo pagar lo que cuesta”.

“Estamos a la expectativa de lo que suceda con el precio de la harina, los servicios volvieron a aumentar y las cargas sociales también. El precio del pan se ve afectado también por los impuestos que pagamos las panaderías que estamos en regla, competimos con los precios de las panaderías que tienen el pan más barato porque no pagan ningún impuesto ni sueldos de empleados”, denunciaron desde el centro.

Finalmente, adelantaron que se ha conformado una “mesa del pan” en la provincia, para “comenzar un análisis exhaustivo de la realidad de los industriales panaderos porque el sector está en crisis”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here