El intendente de Esquina y su vice se cruzan acusaciones

0
41

La rup­tu­ra en­tre el in­ten­den­te y vi­ce de Es­qui­na ya es ino­cul­ta­ble. El pe­ro­nis­ta Hu­go Be­ní­tez y su com­pa­ñe­ro de fór­mu­la Car­los Ovie­do del Par­ti­do Li­be­ral blan­que­a­ron las di­si­den­cias que ya exis­ten ha­ce va­rios me­ses. “En 2018 qui­se re­nun­ciar pe­ro por res­pe­to al pue­blo, se­gui­ré”, di­jo Ovie­do quien ade­más pre­si­de el Con­ce­jo De­li­be­ran­te que ayer que­dó en el ojo de la tor­men­ta al abor­dar au­men­tar­se a 30 mi­llo­nes de pe­sos el pre­su­pues­to de di­cho cuer­po.

Ovie­do re­me­mo­ró que des­de el año pa­sa­do per­ci­bió si­tua­cio­nes “que no eran co­rrec­tas pa­ra la con­vi­ven­cia ins­ti­tu­cio­nal.; no me lla­ma­ban a las reu­nio­nes de Ga­bi­ne­te, hu­bo un cam­bio enor­me de ac­ti­tud no so­lo con mi per­so­na, si­no con va­rias de mi par­ti­do. Creo que se ha des­vir­tua­do la pla­ta­for­ma de la cam­pa­ña” y de­jó en­tre­ver irre­gu­la­ri­da­des en la ges­tión.
El vi­cein­ten­den­te tam­bién cues­tio­nó que has­ta el mo­men­to el in­ten­den­te no ha­ya res­pon­di­do más de 60 pe­di­dos de in­for­mes he­chos des­de el cuer­po que pre­si­de. Es­te ca­so de rup­tu­ra ins­ti­tu­cio­nal no es el pri­me­ro. Al po­co tiem­po de asu­mir en la in­ten­den­cia de San Ro­que, Ra­úl “Ru­lo” Ha­dad y su vi­ce, Jo­sé Al­ta­mi­ra­no del Par­ti­do Po­pu­lar to­ma­ron dis­tan­cia, pe­se a ello am­bos si­guen en el car­go con un lar­go re­co­rri­do de con­tro­ver­sias.
Ovie­do ad­qui­rió no­to­rie­dad pro­vin­cial se­ma­nas atrás cuan­do ame­na­zó con “pe­dir a la Po­li­cía de­par­ta­men­tal de Es­qui­na que con­cu­rra a los do­mi­ci­lios par­ti­cu­la­res de los con­ce­ja­les pa­ra que asis­tan a la se­sión”, ya que el ni­vel de ina­sis­ten­cias es muy ele­va­do. Aho­ra sus de­cla­ra­cio­nes apun­ta­ron a Be­ní­tez.
Por su par­te el in­ten­ten­te ase­gu­ró que “las puer­tas es­tán abier­tas pa­ra co­no­cer có­mo ad­mi­nis­tra­mos el mu­ni­ci­pio, no es cier­to co­mo él pin­ta la ciu­dad”. La­men­tó el plan de los edi­les de ele­var­se su die­ta y el pre­su­pues­to. “No me me­to en otro po­der. Que lo de­ba­tan los con­ce­ja­les”, ex­pre­só. “La de­va­lua­ción no so­lo re­ca­yó en la po­bla­ción si­no tam­bién en el mu­ni­ci­pio”. di­jo, y en ese mar­co con­si­de­ró in­via­ble es­ta ini­cia­ti­va y la de un edil opo­si­tor pa­ra pa­gar un plus de $5.000 pa­ra los em­ple­a­dos de la Co­mu­na.

Fuente diario epoca