«El Gordo» Saucedo pidió prisión domiciliaria por el coronavirus

0
212

Luis Alberto “el Gordo” Saucedo, quien permanece detenido en la cárcel de Marcos Paz en la provincia de Buenos Aires a la espera de ser juzgado como uno de los líderes de una banda de narcos que traficaba marihuana desde la localidad correntina de Itatí a siete provincias de la Argentina, tramitó la prisión domiciliaria por ser considerado vulnerable a contraer covid-19, tras conocerse las restricciones de circulación dictadas por el Gobierno nacional como medida de prevención.

La población carcelaria que podría ser beneficiada con el arresto domiciliario son aquellas personas que tienen más de 65 años o padecen enfermedades crónicas como cáncer, VIH, cardíacas o diabetes, como es el caso de Saucedo.

El narco correntino es insulinodependiente, por lo cual su abogado defensor, Jorge Barboza, ya hizo la presentación ante el Juzgado Criminal y Correccional Nº 12. Saucedo, procesado por ser considerado en la megacausa Sapucay como miembro de una asociación ilícita, y por la coautoría en el comercio de estupefacientes agravado por servirse de menores de 18 años y por la participación de funcionarios públicos, fijó domicilio en la localidad de Itatí.

El trámite está ahora en la instancia de corroborar si es que “el Gordo” padece la enfermedad. Se espera que la próxima semana la Justicia inicie los estudios médicos correspondientes. Como así también un informe socioambiental de la vivienda en la que residiría el detenido.

Otro dato a tener en cuenta es que el Ministerio de Justicia de la Nación tenga tobilleras electrónicas para todos los que puedan recibir la prisión domiciliaria. La tobillera permite controlar los movimientos y tiene un sistema que requiere que se analice si se puede instalar en todas las viviendas.

Tras permanecer dos años prófugos, Saucedo fue capturado el pasado 5 de septiembre al mediodía en la ciudad paraguaya de Pilar por miembros de la Senad (Secretaría Nacional Antidrogas) de la República de Paraguay, cuando circulaban en una camioneta Toyota Rav4.

Por disposición del magistrado interviniente, teniendo en cuenta los antecedentes de orden de captura internacional, se solicitó a la Dirección Nacional de Migraciones la expulsión por vía administrativa de los ciudadanos argentinos, en cumplimiento de las disposiciones establecidas en la Ley Nacional de Migraciones, a fin de que sean entregados a las autoridades de la Gendarmería Nacional Argentina.

Por la noche ingresaron a territorio argentino a través del Paso Internacional Clorinda – Puerto José A. Falcón. Personal del Escuadrón 16 “Clorinda” de la provincia de Formosa recibió al líder narco de Itatí y a su cómplice, y de inmediato se organizó el traslado de ambos a Buenos Aires.

El Litoral