El escalofriante pacto satánico detrás de uno de los crímenes más brutales de Santiago del Estero

0
193

Nueve personas serán juzgadas desde este jueves como acusadas de asesinar a Mario Agustín Salto, el niño de 11 años abusado sexualmente y descuartizado en 2016 en la ciudad santiagueña de Quimilí. Los investigadores están convencidos que el móvil fue un ritual o sacrificio a un dios que asociaron a un dibujo animado.

El proceso oral y público comenzará este 2 de diciembre a las 9 ante el tribunal presidido por el juez Alfredo Pérez Gallardo y conformado por Luis Domínguez y Daniela Campos Nittinger.

Los murales en pedido de justicia por Marito Salto, asesinado a los 11 años.

«Marito», como era conocida la víctima entre sus familiares y amigos, salió de su hogar, en la tarde del 31 de mayo de 2016, para ir a pescar a una represa ubicada en las afueras de la ciudad de Quimilí.

El niño, que tenía 11 años, estuvo desaparecido durante dos días hasta que sus restos fueron hallados en bolsas de residuos, que habían sido dejadas en un basural. La autopsia determinó que el chico había sido abusado sexualmente y que murió por “una asfixia mecánica por estrangulamiento con un elemento tipo alambre o cable de acero”.

Su cuerpo fue descuartizado posteriormente: las piernas habían sido separadas del cuerpo, los brazos seguían adheridos al torso y estaba decapitado.

Por este horroroso crimen están en el banquillo de los acusados Miguel Ángel Jiménez, alias «El Terrible» o «El Brujo», supuesto autor intelectual de los delitos de «homicidio triplemente calificado por alevosía, ensañamiento y el concurso premeditado de dos o más personas, privación ilegítima de la libertad y abuso sexual con acceso carnal en concurso real de delitos».

Los otros imputados son Ramón Eduardo RodríguezRodolfo Adrián Sequeira y Daniel Tomás Sosa, acusados de haber sido partícipes necesarios de los mismos delitos.

Los cuatro permanecen detenidos, a diferencia de lo que sucede con los restantes sospechosos: Daniel Gastón y Ramón Enrique OcaranzaMaría Eugenia MontesGustavo Daniel Hernández y Pablo Roberto Ramírez, quienes serán enjuiciados por «encubrimiento agravado» y están en libertad.

 

La principal hipótesis es que el chico fue asesinado en un ritual. Así se desprende de anotaciones y dibujos que encontraron en la casa de Jimenez y sus presuntos cómplices.

Una de las cartas encontradas a los acusados.

Sacrificio de Marito”“control de la vida ritual”“tengo su virilidad”“San La Muerte trae la vida eterna”“su día llegó”“a Marito, su acto sexual”, “virgen”“SU ESPÍRITU”, son algunas de las frases que pueden leerse en esos papeles.

Lo más llamativo es lo encontrado en dos de las cartas. Allí reproducen una figura: la del Ojo en el Triángulo, con una galera, brazos, un curioso mandala alrededor de otros símbolos. Ese Ojo en el Triángulo corresponde a una serie de Disney, el dibujo animado Gravity Falls.

El dibujo animado en una de las cartas de los sospechosos (Gentileza Infobae).

Las razones por las que postergaron el juicio por el aberrante crimen de «Marito»

El debate será realizado en el Salón de Usos Múltiples del Palacio de Tribunales de la capital santiagueña y se extenderá hasta el miércoles 22 de diciembre, cuando se pasará a un cuarto intermedio hasta el 8 de febrero próximo.

El juicio va a comenzar el jueves, ya que el lunes se ha presentado un nuevo abogado que representa al señor Jiménez y le hemos otorgado 48 horas de plazo para que pueda tomar contacto con las actuaciones y pueda ejercer la defensa adecuadamente», dijo el juez Pérez Gallardo.

A la vez, indicó que el nuevo abogado «va a tener más días, porque seguramente entre jueves y viernes se va a dar lectura a la requisitoria» y aclaró que «se le dio 24 horas porque mucho más no se lo puede aplazar al inicio del juicio».

Sostuvo que «si bien es un juicio que ha tenido mucha trascendencia, el Tribunal está abocado a realizar prontamente todas las audiencias, que van a ser muchas».

Quimilí movilizado por el crimen de Marito Salto.

«Este es un juicio que va a tener muchos testigos, muchos peritos, muchas constancia; tiene casi 38 cuerpos en donde hay resumidas la cantidad de pruebas«, indicó el magistrado y añadió que espera «que en el transcurso del juicio se vaya achicando la cantidad de testigos».

Se habla de unos 400 testigos más o menos, esos testigos son de todas las hipótesis que se fueron manejando desde que se empezó la investigación», explicó.

En ese sentido sostuvo que «los testigos que corresponden a la hipótesis con la que termina la causa, van a ser muchos menos». «Esperamos que todo comience con normalidad, que se pueda llevar adelante todas las situaciones con respeto», añadió.

Fuente cronica tv