Doce misioneros eran explotados laboralmente en un campo de Entre Ríos

0
206

Una docena de personas oriundas de Misiones fueron rescatadas luego de una investigación en la que se detectó que eran explotadas laboralmente en una finca de la ciudad entrerriana de Concordia, y que vivían en situación de vulnerabilidad y absoluta precariedad, informó este miércoles el Ministerio Público Fiscal de esa ciudad.

La investigación, a cargo de la fiscal Josefina Minatta, comenzó el 31 de agosto pasado con la denuncia de uno de los trabajadores en la sede Concordia de Gendarmería Nacional y concluyó la semana pasada con la liberación de los explotados.

El hombre detalló que habían arribado a Entre Ríos luego de ser contactados por el capataz de la finca, llamada “La Negrita”, dedicada al raleo, desmonte, pelado y traslado de madera de eucalipto.

Los trabajadores habían recibido la promesa de un salario de “200 pesos la hora o $65 por poste”, apuntó en la denuncia.

Pero al llegar, a él y otras 11 persones se les quitó el DNI, y fueron obligados a vivir en cuatro carpas de lonas sostenidas por palos y machimbres; sin baños ni lugar para higienizarse; sin energía eléctrica, agua potable ni suministros de primeros auxilios.

Además, relató que nunca se les pagó lo acordado, se les descontaba la mercadería consumida en el lugar para mantener la temperatura o cocinar, y eran amenazados con armas de fuego en caso de tomar algún descanso laboral.

El Ministerio Público Fiscal informó que, por orden del Juzgado Federal 1 de Concepción del Uruguay, se secuestraron nueve machetes, tres motosierras, seis hachas y dos palas; dos camiones Mercedez Benz, y dos acoplados.

También fueron secuestrados en esa finca una máquina utilizada para levantar postes de gran dimensión y peso; y un tanque cisterna, todo sin las medidas de seguridad necesarias.

Por otro lado, se realizó otro allanamiento en el aserradero “Capitán Rojas” de Concordia, donde se registró la situación y constató a otros 17 trabajadores; y en un domicilio particular de Concordia, donde fue detenido el capataz de la finca.

Allí se lograron retener un arma de fuego, dinero en efectivo y otros elementos de interés para la causa.

En el operativo trabajaron profesionales del Programa Nacional de Rescate de Víctimas de Trata de Personas; de Trabajo provincial; del escuadrón 4 de Gendarmería Nacional; y la directora de asistencia a la víctima de delitos, María Laura Albarenque.

Fuente: agencia de noticias Télam