Denuncian que yerba de secadero clausurado se entregó en bolsones sociales de la Nación

0
148

Tras las denuncias por serias irregularidades que derivaron en la clausura preventiva de un molino de San Vicente, ahora se sumaron nuevas advertencias por la entrega de paquetes de esta empresa en los bolsones de mercadería que distribuye la Nación a sectores vulnerables.

“Tuve la mala experiencia de ver la yerba que vino en los bolsones destinados al Merendero de Andresito y al Hogar de Niños creado con la asociación de productores. Faltan estudios de laboratorio, pero a simple vista pudimos advertir que están entregando una yerba de mala calidad”, dijo a PRIMERA EDICIÓN uno de los directores de la Producción en el INYM, Jonás Peterson.

Por lo pronto se envió al laboratorio un paquete de yerba que fue entregado en ambos lugares, junto con el resto de la mercadería que llegó como ayuda social.

Durante la recorrida por el sector de molienda, los agentes fiscalizadores detectaron la presencia de unos 40 mil kilos de yerba mate canchada mezclada con palos que se encontraban en mal estado, como así también observaron una notoria falta de orden y limpieza. A esto se añadió que el establecimiento no cumplía con las Buenas Prácticas de Manufactura, ni siquiera en cuestiones mínimas como los cursos de manipulación de alimentos para su personal.

Lo que no se esperaban los integrantes del INYM fue encontrar el producto en los bolsones sociales que remite Desarrollo Social de la Nación.

“Comprobé que la yerba que viene en los bolsones contienen palo con basura, es decir barrido de secadero, (la viruta que queda debajo de la cinta o techo de los secadero) que no sirve para consumir”, amplió Peterson.

Y enfatizó: “Desde el INYM estamos haciendo controles de calidad y se incautó muchísimo palo. Quienes realizan esas prácticas ganan el 100% del negocio a costa de vender basura, muelen y entregan a la gente basura, porque no es otra cosa”.

 

Denuncia previa

Hay que recordar que en abril último, este Diario había publicado un informe donde se puso la atención sobre el proceso de compra de yerba mate que el Gobierno nacional realizaba con molinos misioneros, en el marco de la pandemia y el estado de la población “en situación de vulnerabilidad”.

En aquella oportunidad se deslizó que las firmas contratadas tenían “aceitados mecanismos” para ganar todas las licitaciones, aún siendo sospechadas por vender mercadería adulterada.

En sintonía con ello, Peterson comentó que el molino en cuestión cobra a la Nación el mismo precio que las demás marcas. “Nos consta que le vendieron al Gobierno nacional a $385 el kilo”, enfatizó el productor y dirigente.

Esta información volvió a reflotar días atrás, luego de que un inspector del Instituto Nacional de Yerba Mate (INYM) comentó en una radio posadeña que una de las proveedoras había sido clausurada por el mal estado de la mercadería que tenía en acopio. “La autoridad competente es saneamiento ambiental y ahora tiene que proceder y hacer seguimiento. Vamos a seguir a estas marcas que dañan a todo el sector”, sostuvo.

 

Se abrirá investigación

Según la resolución 414/2022 del 26 de abril -firmada en conjunto por Juan Manzur y Juan Zabaleta- se destinaron casi 650 millones de pesos para la adquisición de yerba mate, para “atender a la población en situación de vulnerabilidad”.

La Licitación Pública N° 95-0072-LPU21, de la cartera que conduce Zabaleta, se resolvió a favor de dos firmas y una de ellas, situada en San Vicente comenzará a ser investigada por las autoridades competentes.

Por el momento, los directores del INYM que están siguiendo el caso de cerca prefirieron exponer los casos sin nombre para no entorpecer el accionar de la Justicia, pero reclamaron que una vez comprobada la irregularidad se caiga con todo el peso de la Ley para impedir la existencia de situaciones similares a futuro.