Debido a las fuertes lluvias en Brasil, cerraron las pasarelas de la Garganta del Diablo en las Cataratas

0
94

El cierre se dio a causa de que por las fuertes lluvias en Brasil aumentó el caudal de agua. Esto no sucedía desde 2015.

En el marco de las fuertes lluvias que se vienen dando en Brasil, durante a jornada de este viernes, cerrar el acceso a la Garganta del Diablo en el Parque Nacional Iguazú.

Según expresaron el nivel del río subía un promedio de seis centímetros por hora y el caudal llegó a 10.000 metros por segundo, esto equivale a casi diez veces el promedio que tiene ese curso de agua normalmente.

Por esto, desde la empresa, informaron que el cierre es preventivo «para evitar daños en la estructura de las bandas, ya que el agua arrastra muchos troncos«.

En este sentido, el gerente de la empresa, Marcelo Zuliani, brindó declaraciones publicas y expresó que «el acceso a la Garganta se cerró el jueves a las 16 y nuestros operarios comenzaron con los trabajos para rebatir las barandas antes que el agua superara el nivel del balcón».

Asimismo, confirmó que los demás circuitos continúan funcionando y respecto a cuándo se volvería a habilitar el ingreso señaló: «Una vez que el agua baje, nuestros técnicos deben realizar una evaluación del balcón de la Garganta para garantizar que no existan daños. Una vez finalizado ese proceso ya se puede empezar a levantar las barandas».

La Garganta del Diablo tuvo su último cierre el 3 de diciembre del 2015, cuando el caudal de agua superó los 11.000 cúbicos por segundo, también a causa de las intensas lluvias. Un año antes, el río Iguazú había sufrido una creciente extraordinaria y llegó a superar los 47.000 metros cúbicos por segundo, causando el desprendimiento de algunos tramos del piso de las pasarelas.