Cuando la Facultad es tu casa: La historia de Porota, la perrita de Medicina

0
111
Hace unos años, en el garaje de la Facultad de Medicina ubicado por calle Mendoza apareció una perra que más tarde sería protagonista de la historia que hizo pública la casa de altos estudios de la UNNe.

A la amorosa perra la llamaron «Porota», y ella quedó en ese lugar para siempre.

«Pasan docentes, estudiantes y no docentes por nuestra Facultad y Porota está presente, con la misma energía de siempre y su misma simpatía», escribieron en las redes sociales de la Facultad de Medicina.

El hilo de twitter de la cuenta @fdmunne agrega: «puede que ella tenga «sus preferidos», como el Sr. Vallejos, de Servicios Generales que lo acompaña a todos lados, pero de algo estamos seguros/as, no hay quién pueda sacar a Porota de ese lugar, porque la Facultad es su «casa».

La historia

Su aparición fue traumática, la primera vez que la vieron se encontraba muy asustada ya que tenía solamente meses de vida. Después de calmarla, el Sr. Encinas «Cepi» (encargado del lugar) fue quién la acogió. Ese se podría decir que fue su «ingreso a nuestra Facultad».

Con el tiempo, con techo, comida y mucho amor; se animó a explorar las galerías internas de la Facultad y ahí fue que se la llamó «Porota». A través de diferentes gestiones se la vacunó y se la castró, cada vez más personas la conocían y demostraban su cariño diario.

Finalmente, Porota consiguió la aceptación y el cariño de la Institución y de ahí en más, se sintió más segura dentro de la Facultad. Pasado el tiempo, todos y todas se identificaban con ella.

Escalera a la fama

No se sabe quién creó sus redes sociales, pero Porota empezó a aparecer en medios sociales y a acumular seguidores por doquier, claro, tenía lógica, muchos/as estudiantes y graduados/as la conocían y sentían simpatía con ella ¿Cómo no seguir su día a día?