Criador de gallos de riña se resistió armado y con un niño como escudo

0
62

Un hombre de 65 años puso en peligro la vida de un niño, su hijo, en el intento por resistir al procedimiento policial ordenado para que se cumpliera su exclusión de hogar.

Durante varias horas y con la labor de equipos especiales de seguridad, el violento que blandió largos puñales y cuchillos para amenazar a los efectivos se rindió, pero no sólo deberá responder ahora ante la Justicia por desobediente, también por criar ocho gallos y hacerlos pelear en la misma propiedad allanada en el barrio Nuevo Garupá el viernes por la tarde.

El operativo se realizó en un inmueble de la calle Trincheras de San José y avenida Independencia de Garupá. Lo que comenzó con una patrulla de la Unidad Regional X para notificar y cumplir con la orden que se retirara de la casa el acusado por su pareja como violento, derivó en un procedimiento de magnitud con efectivos de la Dirección Infantería porque el buscado se atrincheró con sus armas blancas y con el menor como escudo.

Ante la gravedad, se desplegaron acciones tácticas y en el instante generado de distracción por parte de los integrantes de Infantería, fue liberado el niño y esposado su progenitor sin que se registren lesionados.

Cuando el allanamiento avanzó en la requisa del inmueble, se solicitó la participación de agentes de la Dirección Defensa Medio Ambiente de la fuerza provincial, porque en el fondo de la propiedad fue hallada una “pileta o ring” circular de lona y caños, utilizadas para riñas de gallo y en un depósito bajo llave, ocho aves enjauladas utilizadas para esta actividad ilegal desde 1954 (Ley 14.346) en Argentina, pero que continúa vigente -en la clandestinidad y con apuestas de dinero- en Misiones, Santiago del Estero y Tucumán.

Los policías ambientales rescataron también una cotorra enjaulada, de alto valor en el mercado ilegal de fauna silvestre.

CUCHILLOS Y PUÑALES. Las armas blancas secuestradas junto a dos fustas de cuero.

Fuente primera edicion