Corrientes: visibilizan la precariedad en educación – piden insumos básicos

    0
    343
    Ante la posibilidad de que el Ministerio de Educación resuelva incrementar el número de estudiantes en las aulas, desde algunos colegios recordaron que será necesario contar con mayor cantidad de elementos de higiene para sostener la bioseguridad.

    En las escuelas de la ciudad requerirán de una mayor cantidad de insumos de higiene y bioseguridad para extender las clases presenciales, en el caso de que el Gobierno provincial adopte dicha medida luego de las vacaciones de invierno. En el caso de que se amplíe el número de estudiantes en las burbujas, advierten que se deberá tener en cuenta los espacios de las aulas.

    Desde el Ministerio de Educación de la Provincia adelantaron hace dos días que analizarán la posibilidad de ampliar la presencialidad cuidada en las escuelas de Corrientes cuando finalice el receso invernal, la semana que viene. Según explicaron, la decisión se fundamenta en el avance de la vacunación contra el covid-19.

    Al respecto, desde algunos colegios de la ciudad advirtieron que si bien en cuanto a organización de horarios no habría inconvenientes para sumar más burbujas o más estudiantes a estos grupos reducidos, sí será necesario que se aumente la cantidad de insumos requeridos para garantizar los cuidados: termómetros, alcohol en gel y otros elementos sanitarios.

    En diálogo con El Litoral, el rector de la Escuela Normal “José Manuel Estrada”, Rodolfo Maciel Castillo, comentó que “físicamente nuestros cursos son amplios, a excepción de algunos que han sido subdivididos, pero aún así no podremos respetar el distanciamiento social dentro del aula”. “En los cursos de Secundaria superamos los 35 alumnos y las salas de Nivel Inicial son algo pequeñas para conservar la distancia, así que estimo que tendrán que modificar el primer protocolo para eliminar esa restricción de la distancia”, agregó el directivo, y remarcó que tendrían que organizarse también con el uso de los sanitarios.

    Por su parte, el rector del Colegio Nacional “General San Martín”, Fabián Hamm, señaló a este medio: “No tendríamos inconvenientes para organizarnos y recibir más chicos diariamente”. De la misma forma se pronunció su colega de la Escuela Primaria N° 7 “Isabel Vera”, Lina Lezcano. “Creo que está más relacionado con escuelas que tienen más de dos burbujas, porque en esos casos prácticamente cada burbuja da clases cada dos meses”, aclaró Lezcano.

    Con respecto a los insumos, los tres directivos coincidieron en que la extensión de las actividades áulicas implicará que se utilicen más insumos de higiene en los establecimientos. “Tenemos en uso dos termómetros diariamente, y dos más de reserva que los podríamos utilizar; al igual que el personal para el control y registro.

    Tendríamos que reforzar los insumos si es para una mayor cantidad de alumnos”, opinó Hamm.

    Recordando que en la Escuela 7 debieron suspender transitoriamente las clases presenciales por falta de un termómetro, Lezcano aclaró que hoy “la escuela sigue sosteniéndose sola”. “Lo único que nos sirve de lo que trajeron del Ministerio  de Educación son los termómetros y las resmas, pero alcohol, amonio cuaternario o jabón líquido, que es lo que más se usa, no recibimos”, advirtió.

    Por último, Maciel Castillo subrayó que el material de higiene que “se consumía en dos semanas, se consumirá en una” en el caso de que se incremente el número de personas en el colegio.

    Fuente: ellitoral