Corrientes: Se busca financiamiento millonario para arreglar el cráter de una avenida

0
155

Buscan financiamiento para reparar el hundimiento del pavimento de la avenida Frondizi. Los gastos de la obra rondan los 500 millones de pesos debido a que se tiene que excavar a más de 10 metros de profundidad y luego reponer la calzada, la vereda y el alumbrado público que se encuentra en el lugar.

El hundimiento de la avenida Frondizi se produjo hace cinco años y tras varios estudios del suelo e intentos por reparar el pluvial subterráneo de gran profundidad, determinaron que necesitan financiación para realizar la reparación completa.

El secretario de Infraestructura del Municipio, Mathías Cabrera, indicó a Radio Sudamericana: “No es un hundimiento más que hay que reparar, es una obra muy costosa que requiere mucho tiempo y ahora estamos buscando la financiación para hacerla”.

El hundimiento se había producido por el descalce de los caños, lo que provocó una fisura en el ducto y se produjo así el socavamiento del suelo y el pavimento cedió. A todo esto se suma el problema de que no hay espacio para realizar los trabajos, por lo que deben romper la calle, la vereda y colocar taludes para que las casas que se encuentran a cinco metros no caigan en el cráter.

De este modo, si se llegara a reparar el pluvial subterráneo, luego hay que reponer el relleno del suelo, volcar el hormigón para el pavimento e integrar el sistema de alumbrado público por completo, razones por las cuales la obra es tan costosa.

“El ducto tiene un profundidad de 10 metros de profundidad, justo pasa por una lomada que viene del barrio La Olla, pasa la lomada y descarga en el Pirayuí”, explicó Cabrera.

En ese lugar, además, deberán renovar los caños subterráneos para evitar los anegamientos que se producen por las lluvias y para que el agua pueda escurrir con normalidad hacia el arroyo Pirayuí.

Bache de la General Paz y Vélez Sarsfield

El cráter generado hace más de tres meses en la avenida General Paz, entre las calles Vélez Sarsfield y Perú, está en pleno proceso de reparación, donde actualmente los operarios realizan la compactación del suelo. Se espera que la obra culmine la semana que viene.

El primer hundimiento ocurrió a mediados de marzo, fue reparado en dos ocasiones y la tercera vez se volvió a hundir; cuando ocurrió esto, ingenieros realizaron estudios de suelo para identificar el problema.

Por debajo pasa una cañería de 900 milímetros de impulsión pluvial, y también, por un lado, cruza la red domiciliaria de aguas y por otro, la red domiciliaria de cloacas, lo que dificulta las tareas de socavamiento en el sitio.

“A ciencia cierta todavía no sabemos si fue alguna pérdida de los caños del pluvial o una pérdida de los caños de impulsión y de cloaca lo que produjo el socavamiento y hundimiento el pavimento”, dijo el secretario de Obras Públicas.