Conflicto en Salud Pública: vuelven a cortar el centro de Posadas

0
39

Trabajadores de Salud vuelven al corte de las calles del microcentro de Posadas en lo que será la tercera jornada de lucha en reclamo de mejoras salariales y pase a planta de empleados precarizados del sector.

La medida comenzará a partir de las 8 e interrumpirá el tránsito en las calles Tucumán, Ayacucho y Junín y se extenderá durante todo el día.

Durante la segunda jornada de protesta, trabajadores de Salud realizaron ayer movilizaciones y asambleas en distintos puntos de la provincia en solidaridad con los compañeros que siguen en el acampe frente al Ministerio de Salud Pública. Ante el pedido por recomposición salarial y estabilidad laboral, la medida se extenderá hasta el viernes en tanto esperan las respuestas del ministro Walter Villalba quien se comprometió a transmitir el reclamo a las autoridades provinciales.

El paro y acampe fue convocado desde ATE y CTA Autónoma: “Seguiremos con esta medida hasta el viernes o hasta tener algún tipo de respuestas. En la última reunión con el ministro (Walter Villalba) se firmó un acta y se comprometió que en la semana del 20 de septiembre iba a traernos una respuesta del gobernador por el reclamo. Como estamos en esa semana, en el último Plenario Provincial se resolvió hacer el acampe para esperar las respuestas que debía traer el ministro de parte del gobernador”, contó a PRIMERA EDICIÓN el dirigente Juan Pasaman.

Asimismo, aseguró que “el acampe no es la única medida tomada. A esto se suman los paros que se realizan en los hospitales como los de Iguazú, Montecarlo, San Javier y Candelaria. Esto significa que la medida de fuerza se está cumpliendo con un alto nivel de acatamiento. Además, un sector muy importante que se sumó al reclamo es el de la Red de Traslado, son los compañeros que manejan las ambulancias y están en el acampe desde el primer momento”.

 

En otras localidades

En el SAMIC de Eldorado, “los compañeros realizan un paro sin asistencia a los lugares de trabajo. También algunas organizaciones sociales y personas organizadas se acercaron al hospital en apoyo al reclamo. Obviamente dejamos cubiertos los espacios de internación y emergencias, por eso no todos pueden unirse a la medida. Por el momento, nuestra atención está puesta en las respuestas que traerá el ministro de lo que ha tratado con el gobernador, porque en sus manos está la posibilidad de tener un aumento”, explicó a PRIMERA EDICIÓN la delegada de ATE en el hospital, Marisa Dering.

A comienzos de esta semana “estuvimos en Posadas para el acampe, marchamos desde el mástil hasta el Ministerio de Salud y volvimos. Con los compañeros organizamos para ir de nuevo porque tenemos esperanzas de que habrá noticias antes del viernes. El viernes seguramente habrá otra asamblea y decidiremos qué hacer si es que no tenemos respuestas favorables”, añadió.

En Puerto Iguazú, los trabajadores se encuentran en estado de asamblea y movilización. El delegado de ATE en el hospital, Lucas Loza, manifestó que “reclamamos por la pérdida del poder adquisitivo que hace años viven los compañeros de salud. Además, pedimos una estabilidad, con el pase a planta permanente y la recategorización de los compañeros que está estancada hace bastante tiempo. Iniciamos el paro que continuará en toda la semana”.

A su vez, indicó que “las guardias y la atención de las emergencias están aseguradas”. Sin embargo, contó que “en el hospital se necesitan insumos y profesionales. Acá faltan un montón de cosas y los pacientes muchas veces tienen que comprarse sus medicamentos para ser atendidos, como pasa en todos los hospitales públicos de la provincia”.

Por su parte, en el hospital de Puerto Esperanza “los trabajadores preferimos hacer un acampe y estar en la ciudad. Esto continuará hasta el viernes como acompañamiento al reclamo frente al Ministerio de Salud Pública. Hasta el momento aseguramos las guardias de emergencias reales. Comenzamos esta medida desde el lunes una parte y durante el martes nos fortalecimos”, detalló la delegado de CTA Karina Nervi.

A su vez, remarcó que “en el hospital tenemos falencias en cuanto a los recursos. Contamos sólo con una capacidad de 14 internados en el área de internación y estamos con una escasez de insumos. En medicamentos, algunos no tenemos y los pacientes que llegan a atenderse tienen que comprarlos ellos y es lamentable la situación en la que estamos. Además, tenemos un escaso personal de planta”.

Fuente diario primera edicion