Con precio récord y expectativas superadas, Caá Cupé vivió un histórico remate ganadero

0
42

Precios históricos, ventas totales, tribunas colmadas, gran interés a pesar de la coyuntura existente y alta selección genética, provenientes del programa de la cabaña de transferencia embrionaria, fueron el marco propicio para un nuevo remate ganadero. Con compradores llegados desde toda la región y del Paraguay, más reproductores seleccionados rigurosamente con característica rusticidad, adaptabilidad y calidad, la cabaña correntina Caá Cupé desarrolló ayer en su coqueto predio el 15º remate anual de animales de las razas Braford, Brangus y Brahman.

Las expectativas previas de los propios organizadores se vieron superadas en el balance final. Es que la totalidad de la hacienda presentada fue subastada por el ágil martillo de Iván “Pancho” O´Farrel, quien hacía su debut en la cabaña con ponderada sapiencia. Tal es así, que se marcaron un par de récores históricos en la espléndida jornada vivida ayer: uno para la propia cabaña y el otro para la raza madre Brahman. Es que un toro fue vendido en 400 mil pesos lo que significa un precio inédito para un ejemplar de giba característica, mientras que un magnífico reproductor Brangus colorado fue subastado por la misma suma, ambos comprados por la paraguaya Viradolce SA.

Calidad para todos los gustos

rural2.jpg
Magnífico reproductor Brangus colorado subastado por 400 mil pesos, récord para la cabaña y adquirido por la paraguaya Viradolce SA.

Una vez más, Caá Cupé puso a consideración lo mejor de su producción, con toros seleccionados de manera muy exigente, priorizando rusticidad y conformación. Inmunizados en forma natural contra las enfermedades que transmiten las garrapatas y conocen mío – mío; recriados a campo y terminados para el remate con una alimentación en base a una combinación de un suplemento energético proteico, con oferta de campo natural o pangola, los animales subastados están listos para ir al campo a trabajar.

Tras el almuerzo y la bienvenida inicial a cargo del asesor genético, Roberto Amalfi, fue “Pancho” O´Farrel quien tomó el micrófono por más de cuatro horas para convencer a propios y extraños. La calidad y excelencia genética ayudaron para la agilidad del remate y las ventas totales. “Hemos puesto toda la carne en el asador. Hicimos una rigurosa selección para presentar esta gran torada”, anunciaba Amalfi al casi millar de presentes.

Así agregaba: “Tienen (los compradores) todas las herramientas para hacer una gran adquisición”. “El campo tiene las puertas a pesar de esta coyuntura nacional”, concluía. Enseguida, O´Farrell agradecía a la cabaña por su confianza y decía que a “pesar a de los avatares, la ganadería es el presente y el futuro permanentes”.

rural3.jpg
Una vez más, Caá Cupé puso a consideración lo mejor de su producción, con toros seleccionados de manera muy exigente, priorizando rusticidad y conformación.

Orden de ventas

Arrancaron las ventas los toros Brangus colorados. Enseguida se vivía la primera gran noticia de la jornada. El segundo toro que salía a venta se subastaba en 400 mil pesos a compradores llegados del Paraguay. Se trató del RP 1897 T/E, un hijo de Laurel, de 940 kilos, 42,50 centímetros de circunferencia escrotal (CE) y 121,29 centímetros cuadrados de área de Ojo de Bife (AOB). Antes, el RP 2227 T/E Brangus colorado, hijo de Dallas, se vendía en 320 mil pesos.

rural4.jpg
Raúl Romero Feris (hijo), titular de Caá Cupe: “Superó todas las expectativas. Se vendió todo, con precios históricos. Estamos muy contentos. Un Brahman en 400 mil pesos es algo histórico también. Esto demuestra que a pesar de todo, la ganadería sigue caminando”

En Brangus negros, el precio máximo lo haría un hijo de Francesco, el RP 2247 T/E, de 870 kilos que se vendió en 270 mil pesos. Le siguieron los toros Braford, donde no hubo cabezas de remate. Así, el RP 8829, hijo de Magno, 770 kilos y 38 centímetros de CE, fue vendido a una cabaña sanmartiniana en 160 mil pesos.

Luego, llegaría la gran sorpresa de la tarde: la venta de un toro Brahman en 400 mil pesos. Tras una reñida puja entre los compradores paraguayos y el titular del establecimiento El Lito de Margarita Belén, el RP 161, hijo de Caá Cupé 29 Gran Campeón de Palermo, con 860 kilos, 42,50 centímetros de CE y 102,5 centímetros cuadrados de AOB, se fue para el vecino país. Fue calificado como un toro muy destacado y con un balance pocas veces visto. Es el Brahman adecuado para los criadores más exigentes, aseguraban.

Le siguieron las vaquillas Brahman, con muy buenos precios también. Así, se subastó una de ellas en 115 mil pesos y el promedio fue de 98 mil pesos. En tanto, la máxima hembra vendida de la raza Braford alcanzó los 120 mil pesos y una hembra preñada Brangus negra se vendió en 214 mil pesos, resultando el precio máximo para las vaquillas.

Condiciones de venta

Como es habitual y característico, el establecimiento ganadero de San Luis del Palmar dispuso condiciones de venta únicas para los interesados. Así, los compradores no pagaron ni comisión ni flete, con 12 por ciento de descuento por pago contado y hasta siete días.

rural5.jpg
Roberto Amalfi, asesor genético: “Fue un remate muy bueno, muy ágil y muy parejo. Se ve que a la gente le gustó el encierre que hicimos. Es la primera vez que Caá Cupé vende al exterior, con ventas totales. El balance final es de un remate muy bueno.

En plazos de financiación con cheques diferidos dispuso todas las opciones contra entrega, pago del IVA a 30 días, plazo 90 y 180 días libres. Además, el comprador pudo adquirir genética de excelencia con tarjetas de créditos Agro Nación, Galicia Rural y Visa Agro Corrientes. Así, el ágil martillo de Iván O´Farrel marcó el ritmo del remate, oportunidad en que salieron a la venta unos 100 toros y 150 hembras de las tres razas más importantes de la región: Brahman, Brangus y Braford; como así también 43 búfalos y excelentes equinos.

rural7.jpg
Tribunas colmadas y gente llegada desde toda la región y la vecina Paraguay, le dieron un gran marco a la jornada ganadera de ayer en San Luis del Palmar.

La presencia del hombre de la camisa rosada

Como todos los años, la cabaña correntina Caá Cupe puso en pista sus características salientes: rusticidad, adaptabilidad, calidad genética y selección rigurosa. Pero también hubo una notoria novedad. Algo inédito hasta la jornada de ayer: la presencia en el martillo de Iván “Pancho” O´Farrell, reemplazando al histórico Casimiro Reggi.

rural6.jpg
Iván O´Farrell en acción. Con característica camisa rosada, que –según declaró en alguna oportunidad- usa por cábala y el martillo, su herramienta de trabajo.

Hasta allí llegó el hombre de reconocida camisa rosada y blanca cabellera. En poco más de cuatro horas de intenso trabajo, había hecho lo que pocos: vender la totalidad de la hacienda presentada y lograr precios históricos para la cabaña. “El balance es muy positivo”, dijo a NORTE Rural tras la culminación del remate.

Así agregó: “No decayó el interés de la gente y yo me siento satisfecho. Vendimos todo muy bien, acorde a lo que se iba presentando en la pista y con precios destacados”. “Un remate con muchísima gente y con todo el equipo nuestro que llegó de distintas provincias. La verdad, muy contentos”, sintetizó.

“Hay que destacar la buena presentación de los animales, por la mucha corrección de propicios y muy buenas circunferencias escrotales, más la rusticidad típica de Caá Cupe”, concluyó el hombre de la camisa rosada.