Con 49° de térmica, un colapso energético regional afectó gran parte de Corrientes

0
20

En una de las jornadas más agobiantes del año en la ciudad volvieron a presentarse complicaciones con el suministro eléctrico en Corrientes y en otras provincias de la región. El corte se produjo cerca de las  14.15 y se extendió en varios lugares por unos 45 minutos, aunque vecinos de algunas zonas señalaron que el problema se extendió por varias horas más, generando malestar y reclamos. En otros sectores, una parte del centro y el San Benito continuaban sin luz hasta cerca de las 20, es decir, casi seis horas después de la falla.
Desde la Dirección Provincial de Energía de Corrientes (Dpec) indicaron que la falla se produjo a nivel regional y que no había mayores definiciones respecto del origen del colapso. Más allá de esto, aseguraron que el problema fue responsabilidad de la empresa Transnea, encargada del traslado de la energía en esta parte del país.
De esta manera, vuelven a surgir críticas y reclamos a la firma que cuenta con la concesión, a cargo de la cual se encuentran varias estaciones transformadoras como la de la costanera y Santa Catalina, donde en los últimos tiempos se dieron varios problemas técnicos que dejaron sin luz a una amplia porción de la ciudad.
En Corrientes se sintió en la mayoría de los barrios y hubo reclamos desde el Bañado Norte, 17 de Agosto, Madariaga, Doctor Montaña, La Rosada y la zona céntrica, por lo que la magnitud del corte fue importante, afectando a una amplia zona capitalina.

La cifra

40 %

Fue el descenso de la demanda energética tras el colapso de ayer, afectando a una porción importante de la ciudad y también a localidades del interior de la provincia.

En el Nordeste, quedaron fuera del sistema unos 700 MW, más del consumo total de la provincia. En tanto, en Corrientes con el corte bajó 220 MW, representando cerca de un 40% de la demanda  de ayer cuando llegó al pico máximo, cerca de las 13.
Aunque no tan masivamente como ayer, el sistema energético ya había generado problemas a fines de la semana pasada, provocando incluso reclamos y piquetes de vecinos de la zona del barrio Canal 13.
Es que, la demanda eléctrica aumentó considerablemente ayer debido al agobiante calor y al uso de aires acondicionados y otros aparatos. Mientras que hace pocos días el consumo fue de 471 MW, ayer había superado los 500 cuando se produjo el inconveniente que afectó a toda la región.
Si bien no hubo confirmaciones oficiales sobre el motivo del colapso, lo cierto es que son habituales las complicaciones durante el verano y ayer fue una de las jornadas más agobiantes de los últimos meses.  Según el registro del Instituto Correntino del Agua y el Ambiente (Icaa), la temperatura máxima de ayer rozó los 37º, aunque la elevada humedad cercana al 80% hizo que la jornada sea difícil de sobrellevar por el intenso calor. De acuerdo a los datos de la estación meteorológica provincial, la sensación térmica llegó a 49º.
En tanto, pasadas las 19.30, la térmica seguía por encima de los 40º y la temperatura se sostenía en 33º, momento en el que en varios barrios capitalinos aún no se había normalizado el suministro eléctrico.

Fuente diario el litoral