Científicas de CONICET desarrollan gel para cortar la circulación del COVID-19

0
349

Otro avance de la ciencia argentina podría producir un gel que interrumpe la circulación del coronavirus COVID-19 en diversas telas, para volverlas reutilizables.

En esa tarea está un grupo de científicos del CONICET, integrado por la doctora en química Verónica Lassalle junto a la ingeniera Vera Álvarez.

En entrevista exclusiva con el programa Primera Plana, por FM de las Misiones 89.3, la investigadora Lassalle aseguró que “empezamos a desarrollar el material cuando se suscitó la pandemia, a raíz de la convocatoria del CONICET y el Ministerio de Ciencia y Tecnología en abril. Aunque veníamos trabajando en el polímero en el que se basa este material desde hace mucho tiempo. Pero fue recién en esa instancia donde profundizamos la búsqueda científica y descubrimos que tiene propiedades contra virus del tipo corona”.

Agregó que “en este momento estamos en fase de desarrollo en laboratorio y estamos a la espera de los ensayos antivirales de esos materiales para, en una etapa posterior, utilizarlos para modificar telas principalmente que nos permita fabricar indumentaria de protección para el personal de salud”. Para ello, se encuentran trabajando con el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).

Hasta llegar a la producción industrial, en una fábrica bonaerense, el proceso podría durar un total de seis meses, según lo explicaron las responsables de la invención.

Posteriormente podrían avanzar en el uso de un líquido para rociar superficies de hospitales o aulas.

 

Destruir al virus

Lassalle destacó que el trabajo del gel que se encuentran desarrollando en el laboratorio, al tomar contacto con la membrana del virus, “es destruir esa membrana y el virus queda inactivo sin posibilidades de reproducirse ni de desatar el efecto viral que es el perjudicial”.

Actualmente, se utilizan desinfectantes como alcohol en gel o lavandina (entre otros) para las superficies que pudieron tener contacto con el COVID-19. “Pero esas superficies ya se contaminaron. En cambio, el material que nosotros estamos proponiendo directamente lo que hace es repeler el virus, inactivarlo en el momento en una etapa previa a lo que sería la desinfección”, explicó Verónica Lassalle.

La preocupación es salvaguardar al personal esencial de la salud y luego avanzar sobre otros elementos o superficies. “En primer término queremos llegar a personal de hospital o quienes trabajan con personas con COVID-19 que pueden tener consecuencias más severas porque hay mayor carga viral”, indicó en la entrevista.

 

El paso importante

Desde que comenzó la investigación por el gel que repele al coronavirus, han llegado a lo que consideran un paso muy importante, como es el ensayo viral.

Al respecto la doctora Lassalle indicó que “de los 11 materiales que preparamos, todos tienen propiedades antivirales, algunos más que otros, y en la etapa que estamos ahora es determinar cada caso, lo que nos llevará aproximadamente de un mes a dos meses”.

Posteriormente, “vendrá la impregnación en laboratorio de los textiles”. Luego, si todo sale como se planeó, vendrá la escala industrial de la producción de las telas con el gel antibacterial. “Eso lo haríamos con una empresa textil con la que tenemos un convenio, esa empresa está radicada en Bahía Blanca (Buenos Aires)”, precisó Lassalle.

 

Compromiso

La doctora en química e investigadora del CONICET, Verónica Lassalle fue consultada en FM de las Misiones 89.3 el significado que tiene la convocatoria a desarrollar su hallazgo antiviral contra el coronavirus COVID-19.

“Principalmente para nosotros representa un enorme compromiso con la comunidad, de cumplir, ayudar y contribuir desde nuestra área a frenar el contagio y diseminación de este virus.

 

Sabemos que, tal vez, el área de la que más se esperan los aportes es la de virología que trabaja sobre las vacunas y los kits, pero desde la nuestra que es la de química y materiales podemos ayudar mucho a gente que está muy comprometida como son los trabajadores esenciales de la salud.

Es un enorme compromiso y una motivación mucha más acentuada de la que tenemos en nuestro trabajo habitual”, aseguró.

Fuente diario primera edicion