Chaco y Misiones primeros en envenenamiento de serpientes en el país

0
81

Del total de envenenamientos por mordeduras de serpientes que se reportaron durante los años 2020 a 2022 (total de 2177), el 50% de los casos corresponde a las provincias de Misiones, Santiago del Estero y Chaco.

 

El envenenamiento por serpientes del género Bothrops (yarará) fue el que presentó la mayor cantidad de casos (1.888), abarcando el 86,7% del total de los casos de ofidismo (2.177) reportados durante el periodo de los últimos 3 años.

 

De un total de 480 envenenamientos registrados por ofidios en Misiones, la gran mayoría (443) corresponden a la especie Bothrops (yarará), mientras que 14 casos fueron provocados por la especie Crotalus (cascabel) y 9 por Micrurus (coral), otros 14 casos registrados se encuentran sin especificar.

 

Al circular por zonas donde hay serpientes venenosas, se deben tomar los siguientes recaudos:

Deambular con precaución y de ser posible con perros locales (“animales centinelas”) que pueden advertir sobre la presencia de ofidios.

 

Utilizar protección, como botas, polainas, canilleras o protectores. Esto es muy importante, dado que el 75% o más de las serpientes venenosas en el mundo muerden desde el pie hasta la altura de la rodilla.

 

En los domicilios en zonas con ofidios debe mantenerse el pasto corto alrededor y eliminar los residuos del peridomicilio. Las víboras se alimentan de roedores, y si éstos se encuentran en los peridomicilios, pueden atraer a los ofidios.

 

No meter las manos en agujeros o cuevas ni levantar piedras o troncos directamente con las manos sin tomar medidas preventivas, dado que pueden encontrarse serpientes refugiadas en estos lugares.

 

Fuente: Misiones Online