CHACO: Jueza de Faltas de la Municipalidad cobra medio millón de pesos

0
1959

Desde que se le declaró la guerra al “jubilado” titular del Sindicato de Trabajadores Municipales de Resistencia Jacinto Sampayo que intentó paralizar a la comuna en plena pandemia y perjudicando a los resistencianos los cajones se empezaron a abrir y salieron de ahí los recibos de sueldos “abultados” que cobran los acomodados del “poder” en este caso padre e hijo sindicalistas y la jueza de Faltas Municipal.

Se filtró primero el sueldo de Facundito (360 mil pesos, la mitad de horas extras) y ahora Don Jacinto el de Alicia Gutiérrez la que hace que el intendente facture y facture secuestrando el auto y las motos a los resitencianos los fines de semana con las abultadas multas.

La Jueza de Faltas de la Municipalidad, Alicia Gutiérrez cobra 559.808 pesos en bruto y 457.906 pesos en mano.

¡De locos! Sólo en el Chaco, donde todo pasa, una jueza de Faltas municipal cobra más que la presidenta del Superior Tribunal de Justicia, Iride Grillo. Estamos hablando de la funcionaria municipal que anda (no en época de pandemia) en las noches de la ciudad acompañando a los inspectores de Tránsito y al propio Facundito para realizar los operativos cerrojos de “seguridad vial”. Operativos con los que la Municipalidad de Resistencia hace la diferencia.

Pero sin lógica Gutiérrez cobra 559.808 pesos en bruto y 457.906 pesos en mano. Cuatro veces más que Grillo que es la máxima autoridad judicial de la provincia. Así lo demuestra el recibo de sueldo que la magistrada dio a conocer en febrero cuyo haber en bruto es de 227.672 pesos y en mano de 158.891 pesos. Una gran diferencia a favor de la funcionaria municipal a pesar de que ambas tienen 35 años de servicio.

Gutiérrez cobra de antigüedad 114.131 pesos y Grillo 41.820.

Con esto una vez más queda demostrado el despilfarro que se produce en el Poder Ejecutivo, en este caso, en el municipio de Resistencia que está pagando fortunas en horas extras a los sindicalistas y funcionarios municipales mientras que los trabajadores son usados como carne de cañón. Sí, les hacen creer que la lucha es por sus horas extras, les hacen creer que si no paran se están viendo afectadas sus horas extras cuando en realidad su se compara con las que cobran los de arriba se puede apreciar que son migajas.

Con este panorama, la guerra por los negocios aún no tiene ganador, lo único que se sabe es que está generando malestar del empleado de la categoría 5 para abajo porque además del “diezmo” que los Sampayo cobran a sus afiliados ahora saben que tienen sueldos de reyes y que viven como reyes.

Fuente : radioclanfm