Capturaron a escurridizo misionero vinculado a una organización narco

0
1
Si bien desde hace alrededor de dos años figuraba con pedido de captura en los registros mundiales de la Policía Internacional (Interpol) por su presunta relación con una organización dedicada al transporte de marihuana, el escurridizo Marcos David Talavera (39) se ingenió para transitar con tranquilidad por las rutas de Misiones.
Se movía sigiloso, sobre todo, en algunos barrios de Jardín América, donde tiene parientes y regresaba para visitarlos. Hace poco más de un año logró eludir a los uniformados que seguían de cerca sus pasos y pocos meses después protagonizó una fuga de características idénticas.
Pero se sintió confiado, regresó a principios de semana y finalmente, no pudo esquivar su detención. La Policía de Misiones, en conjunto con Gendarmería Nacional, armó un operativo en la casa de su novia donde estaba parando. La irrupción fue tan sorpresiva que no tuvo tiempo de reaccionar por lo que ante eso, su futuro inmediato será entre rejas.
 
En la casa de su novia
Si bien Talavera aparece bajo sospecha de integrar una banda dedicada al tráfico de drogas, su detención fue en el marco de una causa por adulteración de sellos, timbres y marcas, en función de la incautación de una camioneta robada que presuntamente estaba preparada para el tráfico de marihuana, que se instruye en el Juzgado Federal de Oberá.
Ese episodio ocurrió a mediados de febrero del año pasado. En el domicilio donde estaba detectaron que la Nissan Frontier que manejaba tenía pedido de secuestro por robo en Brasil, aunque para aparentar legalidad colocaron el dominio de otro vehículo patentado en este país.
Esa noche se fugó de la escena sin dejar rastros, hasta que algunos meses después reapareció en la misma zona -donde están sus parientes- al mando de un Renault Fluence. Los uniformados trataron de capturarlo, pero nuevamente dejó el coche abandonado y se escabulló por el monte hasta ser rescatado por un cómplice que circulaba al mando de otro auto.
Sabiendo que interesaba demasiado su captura se movió sigiloso pero, llamativamente, en los últimos días se dejó ver al mando de un Peugeot 308. Su detención se gestó por esa confiada actitud.
Es que enterados de su presencia en el pueblo, la Brigada de Investigaciones junto a Toxicomanía de la Unidad Regional IX de Jardín América, se apoyó en Gendarmería Nacional y ambas fuerzas esperaron a que se asiente para dar el golpe. Una tercera fuga sería escandalosa.
Recién el jueves hizo base en la casa de su novia, en el barrio 130 Viviendas, por lo que los efectivos mencionados junto a integrantes del Comando Radioeléctrico, Infantería, Criminalística y Comisaría de la Mujer, irrumpieron a la noche en la propiedad con permiso del juez de Instrucción de Puerto Rico, Osvaldo Rubén Lunge, subrogante en esa localidad.
Tres causas
Privado de su libertad, Talavera quedó a las puertas de la imputación por el delito de falsificación de los documentos de la Nissan Frontier robada, pero en paralelo se investiga su participación en una compleja causa surgida a partir de la incautación de una millonaria carga de cuatro toneladas de marihuana que iba a ser transportada hacia Buenos Aires en compartimientos de un camión térmico.
Más allá de eso, ni bien cumpla con los pasos procesales en los estrados misioneros, será trasladado hacia la Capital del país puesto que fue solicitado por la titular del Juzgado de Garantías Seis de La Matanza, Carina Andrijasevich. La magistrada había pedido su captura internacional en el marco de una causa por comercialización de estupefacientes.
Los investigadores misioneros informaron que el hombre poseería un rol importante en la estructura de la banda narcocriminal y se manejaba con prestanombres. Es decir, los bienes que adquiría los ponía a nombre de terceros, quienes en algunos casos eran sus parientes.
Fuente diario el territorio