«Cansado e impotente», así se definió Almonacid, el productor rural que mas sufre el cuatrerismo en Santo Tome

0
291

 Oscar Almonacid , uno de los productores ganaderos más afectados por el delito del abigeato en la zona , está cansado e impotente, duerme poco y con un ojo abierto como dijo. Su Estancia San German ubicado en el sector del Cambay, la zona roja de los crímenes rurales en Santo Tome, ya fue impactada por más de 80 cabezas de ganado faenadas en forma clandestina. En menos de una semana, la mancionada cabaña fue blanco de ataques continuos y lacerantes de cuatreros locales, miembros del hampa rural que dominan esta región de la costa del rio Uruguay, quienes  conviven en armonía con varias carnicerías que se nutren del negocio. Consultado por www.urgentesantotome.com Almonacid se animó a dar algunas definiciones

“ Estoy harto de tanta impunidad, de tanto libertinaje con la que se mueven los cuatreros para comercializar la carne a precio vil, total el costo para ellos es cero, anhelo fervientemente tener una policía de prevención, que eviten realmente estos tremendos dolores de cabeza al productor, que lo único que hacemos es trabajar y trabajar”

“Antes de que entraran de vuelta hace unos días a robar al campo, había programado hacer un trabajo de rodeo de vacas paridas, pero por este episodio no logramos concretar el trabajo”

“ Hay varias bandas de cuatreros cada vez proliferan más, y quiero decir que toda la información que yo aporto al ente policial y al fiscal no prospera nada, realmente esto es una marba, yo solo afronto esto con mi señora y ya somos personas de edad, estoy realmente cansado sin ganas de nada, impotente”.

“He hecho infinidad de denuncias, pero jamas alguna ha llegado a algún puerto, siempre se trancan porque no aparecen un acusado directo, aunque sospecho de varios, sin tener elementos es muy difícil, entonces llega la denuncia y al no tener responsable directo, ahí muere, es una pérdida de tiempo terrible hermano, yo no sé si hay benevolencia, hasta no sé qué termino usar”

“Acá en Santo Tome yo veo mano floja en la lucha contra el abigeato, en lugar de disminuir va creciendo, porque comercializan en las carnicerías del medio. Sin dudas bromatología constata que en las carnicerías exponen en el exhibidor las carnes con los sellos que corresponden, pero y en la gran mayoría de los comercios, al fondo están las viviendas de los familiares y allí está la carne mal habida.”

 

Fuente santo tome