Bonos en dólares: prevén retornos de hasta el 13% tras aprobación del FMI

0
61
Los mercados internacionales sufrieron un cimbronazo tras el comienzo del conflicto bélico en Europa, que tuvo impacto en los activos de renta fija de mayor riesgo. Es decir, los bonos de los mercados emergentes se vieron afectados por lo que se conoce como “flight to quality”, el desplazamiento de los inversores hacia activos de menor riesgo. Los títulos argentinos no fueron ajenos a esa dinámica y sus cotizaciones volvieron a los muy bajos niveles que tenían antes del principio de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, a fines de enero.

Los bonos argentinos no se movieron en sintonía con las acciones, que sostuvieron un repunte. Pero un informe de Invertir Online (IOL) recomienda incorporar en la cartera de inversión algunos títulos soberanos en dólares, principalmente bajo jurisdicción extranjera, ya que estiman que se acoplarán al resto de los activos financieros, como el Índice Merval (que subió en torno al 20% en dólares desde el preacuerdo).

La firma financiera estima que, con solo volver a los valores del preacuerdo, las cotizaciones de los títulos de deuda soberana aumentarían entre 3% y 8% y que determinados bonos (como el GD35) podrían dejar retornos en dólares del 13% en un escenario base en el que el mercado convalida como positivo el acuerdo con el FMI. “Se puede argumentar que hay un desacople entre la situación de las principales variables financieras y el precio de los bonos en dólares”, señala el estudio de IOL.

¿Por qué ocurrió ese desacople? Para Santiago López Alfaro, presidente de Patente de Valores, los bonos argentinos fueron masivamente comprados durante el gobierno anterior y muchos de esos fondos aún continúan vendiendo sus grandes posiciones. Asimismo, planteó que la guerra entre Rusia y Ucrania afectó negativamente a los fondos emergentes.

“Estos fondos tienen bonos argentinos, rusos, ucranianos, bielorrusos, etcétera, y ahora sufrieron retiro de esos fondos de parte de los inversores y tienen que vender. Es decir, hubo un flujo negativo de venta en los fondos grandes que poseen bonos argentinos, así que aún ese flujo negativo sigue y los bonos no han podido rebotar con la noticia del acuerdo con el FMI”, dijo López Alfaro.

Por otro lado, desde el Grupo Bull Market, señalaron: “Se generó bastante expectativa con el acuerdo, pero terminó desilusionando porque no se percibe tan bueno como se esperaba, y se reflejó en los precios de los bonos. Por lo que la argentina hoy rinde a niveles de países que están en situaciones de mucho estrés. Nuestros bonos a corto rendimiento están en torno al 25%, mientras que Chile rinde 4% en 20 años o Brasil al 6%”.

Los bonos con más potencial

Según IOL, los bonos bajo ley extranjera GD35 y GD41 son los que presentan una mejor relación riesgo-retorno y podrían ser los más favorecidos por un cambio de tendencia tras la aprobación formal del nuevo programa con el Fondo.

Para medir el riesgo, plantean un cálculo de sensibilidad en caso de que la TIR cambiase entre 200 y 500 puntos básicos, tanto para arriba como para abajo. Los factores a tener en cuenta son una vuelta a los valores del preacuerdo (200 puntos básicos) y un impacto de la baja del Riesgo País, similar a lo observado en países que cerraron acuerdos con el FMI (500 puntos básicos).

Sobre el bono GD35, IOL proyecta que “si la cotización del bono llegase a volver a esos valores, se podrían obtener retornos del 6%. En el caso base que el mercado convalide como positivo el acuerdo con FMI estimamos que podría darse un retorno en dólares del 13% consistente con una baja en la TIR de 2 puntos porcentuales. Un escenario muy optimista, con baja probabilidad, podría implicar un retorno de hasta 38% en dólares”.

Mientras que el bono GD41, si bien tiene menor liquidez, se presenta como una de las mejores alternativas. En este sentido, el informe señala que “considerado que hoy opera en u$s34,15 en comparación al valor de u$s37 del 28 de enero de 2022, podría tener un retorno del 8,4%. En el caso base, como en el muy optimista, presenta resultados similares al GD35”.

Por su parte, López Alfaro recomienda los bonos GD38 y GD41: “Los que más recomendamos son los 2038 y 2041, que son los bonos con más cupón. Asimismo, el bono 2035 también, a pesar de que tiene una tasa corriente menor, pero en 2023 será superior al 10%. Conviene comprar los bonos en dólares que tienen más cupón”.

Para Grupo Bull Market, depende de lo que cada inversor prefiera. Lo describieron así: “En general, los bonos más largos son los que más tienen para ganar si la situación se acomoda ya que los precios están deprimidos, tienen alta duración y son los que más probabilidades tienen para subir. Un ejemplo es el GD41. Mientras que, los bonos cortos, como el GD29 o el GD30 son una jugada algo más conservadora, ya que son de menor riesgo y corto plazo. Al ser el período más corto, los rendimientos teóricos son algo más altos, pero los bonos más a la larga, probablemente, den mayor ganancia”.

Fuente ambito