Boca goleó a Independiente Medellín y logró su primer triunfo en la Copa Libertadores

0
85
A 72 horas de haberle arrebatado el título de la Superliga a River, Boca le dio a sus hinchas más motivos para celebrar: goleó 3-0 a Independiente Medellín en la Bombonera y logró el primer triunfo en la Copa Libertadores 2020. Eduardo Salvio (dos) y Emanuel Reynoso firmaron las conquistas del conjunto dirigido por Miguel Ángel Russo, que pudo reponerse de un inicio con dudas y terminó mostrando un altísimo nivel, sobre todo en la segunda parte, en la que fue largamente superior a su adversario.
Además, mostró varios nombres con un rendimiento superlativo. Villa fue figura, pero Campuzano, Fabra, Tevez y el Toto le dieron vuelo a un Boca al que le sobran argumentos para ilusionarse.
Al Xeneize le costó acomodarse en el partido. Ante un rival que le propuso un planteo interesante, con presión en la salida y mucho ritmo con la pelota en su poder, por momentos (a excepción de Villa) lució con una velocidad menos. Así y todo, la jerarquía también jugó. A los 7 minutos, el citado Villa casi abre el marcador mediante una acción individual. A los 17, fue Tevez el que llevó peligro al arco contrario, con un remate lejano.

El DIM, con un ex Boca como orientador (el arquero Aldo Bobadilla), inquietó a partir del manejo de Reina y Arregui, y de la velocidad de Mosquera y Castro. Además, el ex Independiente Caicedo no le dio referencia a los centrales, los obligó a salir del área y eso generó espacio para la visita, que forzó a alguna intervención de Andrada y estuvo cerca de anotar.

Pero a los 34 minutos Boca logró golpear. Una buena jugada colectiva que comenzó por la derecha se cerró por la izquierda, con la proyección de Fabra, el centro justo y el cabezazo de Salvio para el 1-0. El tanto le ofreció mayores espacios para el conjunto auriazul, que de contra, con campo a favor, se transforma en un adversario temible.
En el inicio del segundo tiempo, Boca fue una tromba. Redujo al DIM al punto de cercarlo cerca de su área y desde la ubicuidad de Campuzano, la inteligencia de Tevez y el desequilibrio de Villa, arrolló a su rival. Carlitos, tras una jugada brillante, mordió el remate y no le logró poner la frutilla al postre, el propio Apache forzó la volada del arquero Mosquera a un ángulo; Villa dilapidó su posibilidad mano a mano… Pero Salvio volvió a aparecer para convertir su novena conquista en 24 partidos.
Tras un nuevo desborde del velocista delantero colombiano, Toto pescó una pelota perdida por el medio del área y anotó el merecidísimo 2-0. En tal estado de gracia entró el Xeneize, que hasta los que ingresaron le sacaron brillo al césped. Fue el caso de Bebelo Reynoso. El enlace entró por Carlos Tevez a los 24 minutos del complemento. Y apenas 180 segundos después ya había tallado su nombre en el marcador, con un tiro libre soberbio.
Es más, Boca debió haberse marchado con una diferencia mayor. El Xeneize quedó segundo con tres puntos en el grupo H, detrás de Libertad de Paraguay, que le ganó 3-2 a Caracas de Venezuela. Justamente el miércoles 18, a las 21.30, el campeón de la Superliga visitará al elenco conducido por Ramón Díaz en Asunción, en pos de mantener el paso firme en el certamen internacional. Y extender los festejos a partir de un rendimiento que entre los fanáticos sustenta las esperanzas de un ciclo exitoso.
Fuente el Territorio