Ará Berá tiró la toalla y Sapucay aprovechó el regalo en San Valentín

0
173

En el mundillo del fútbol, como en otras competencias, se lucha hasta el final por el último punto en juego, algo que para muchos dio la sensación de que Ará Berá se resignó en el último Shows de Comparsas el miércoles en el anfiteatro Cocomarola. La gran beneficiada fue Sapucay que aprovechó el enroque solicitado por el “Rayo” y logró un histórico cierre a pura fiesta para consolidar su ventaja.

La noche estaba predispuesta, el clima más que agradable, buen marco de público y el entusiasmo del final de una competencia que en general cumplió las expectativas de las cuatro comparsas en competencia. Fue una inolvidable edición con un lujoso escenario que ostentó una puesta tecnológica imponente, soñada por muchos años por el público y en especial los comparseros.

SAPUCAY (32)

La grilla original estaba prevista para que la noche sea inaugurada por la comparsa del “Gallo” representando “Aerolíneas Sapuay”, luego Arandú Beleza con el tema “Arandú de Ensueños”, seguido por los “Viajes de Gulliver de Copacabana y un anhelado cierre (al menos para las otras comparsas) a cargo de la comparsa del “Rayo” interpretando “Cambalache Ará Berá”.

Pero un enérgico pedido (insólito para muchos) por parte de la comisión directiva de Ará Berá exigió el cambio de la grilla y obviamente no encontró resistencia por parte del resto la última campeona del carnaval abrió el espectáculo. Esto no le benefició ya que el horario de apertura siempre complica a los comparseros que deben cumplir horario comercial en sus obligaciones y se sintió la baja en el público y en el show.

No fue una propuesta lúcida y en algunos de los cuadros fue evidente el estado anímico de sus comparseros que sienten que no fue el resultado esperado, al menos en esta competencia. Sin embargo, como es habitual la escuela de Samba la denominada universidad del Sonido demostró carácter y temperamento y compartió un gran show de baterías, al punto que hizo lucir aún más a su enérgica bastonera Elena Ojeda, muy bien acompañada por el banderillero “Pancho” Benítez.

ARA BERA (9)

Tras el show de Ricardo Dimas, un destacado cantante (aunque desacertada presentarlo en este espectáculo) llegó Arandú Beleza con un batallón de figuras y personajes de fantasías. La lectura de una niña, tras dormirse el sueño y la imaginación le dieron vida a seres mitológicos que coparon mares y bosques encantados con una historia muy buena pero con una representación escénica y coreográfica no tan acertada.

Sin dinamismo en la presentación de los bloques, el sonido elegido para la propuesta hizo por memento hacer esfuerzo para no perder el hilo conductor de la historia. Lo más destacado de Arandú este año es el vestuario, creativo y lujoso que fue elogiado en esta edición. La batería volvió a estar escasa de integrantes, con un vestuario muy pobre tienen una buena riqueza en la propuesta rítmica que a diferencia de las anteriores presentaciones, le dio una vuelta de rosca y presentó un buen show. La simpatía de su bastonera y una destacable puesta coreográfica sumaron al buen trabajo colectivo de la batería.

La alegría natural de Copacabana es un factor fundamental entre sus comparseros que le permiten lucir un show especial, más allá de la propuesta artística. Pero para el jurado es fundamental la representación y en definitiva es lo que vale en la competencia.

COPACABANA (8)

“Los viajes de Gulliver”, despliega una connotación de cuadros bien representados en esta travesía de un joven héroe aventurero.  Pero la comparsa del “Loro” se limitó a eso, la propuesta musical no fue buena, tampoco sacó un destacado provecho de las pantallas aunque por momento se vieron juegos de videos y sonidos interesantes, pero aislados.

La escuela de Samba de Copacabana volvió a imponer su estilo, creativo e ingenioso en la propuesta coreográfica como en los ritmos, con una buena rotación instrumental sobre el escenario. Destacado trabajo de su director Gonzalo “Rubiecito” Córdoba que capitoneó muy bien a su tropa. Su bastonera, Melissa Torres volvió a consolidarse en la escena y podría repetir el título logrado enla edición anterior.

Arandú (12)

Lo de Sapucay fue sublime, no se quedó con lo presentado en las jornadas anteriores y fue a más. Introdujo cambios en coreografías y en música que le permitieron una oxigenación a su propuesta destacada. Su historia basada en tres personajes fundamentales Pierre (Alfred Ojeda) un francés enamorado de Ana (Victoria March) una argentina que envuelta de recuerdos y nostalgias de su país decide volver y visitar varias provincias. En esta desopilante historia de encuentros y desencuentros  aparece Titina (Carlos Lancieri), la alocada guía turística que con sus descabellados planteos busca por medio de la “viveza criolla” sacar ventajas económicas a sus dirigidos turistas.

La escuela de samba merece un punto especial de atención. La denominada “Poderosa” tuvo un crecimiento notable y eso se vio en la introducción de Hugo Sánchez (ex director de Copacabana) que se complementó a la perfección con el director Marcelo Gómez, logrando un imponente show. También eso repercute en la performance de su bastonera Eliana Duarte Schrotlin, quizás la única que le da pelea a la mejor bastonera de escuela de Samba de la última edición Melisa Torres.

Las cartas están echadas, aquí la suerte no entra en juego y son las estrategias, las creatividades y el talento lo que permite a una comparsa ser la ganadora de los Show de Comparsas, resultado que se sabrá el próximo 25 de febrero durante el escrutinio de la presente edición.

Fuente diario epoca