Anuncian subas de hasta un 15% en la carne en septiembre

0
89

Los cortes de novillito, en cuanto a carne vacuna; pechuga y muslos en lo que corresponde a pollo, y algunos cortes de cerdo y embutidos tendrán este mes un incremento del 15%. Hoy los comercios comenzarán con algunas remarcaciones del orden de entre el 5% y 8%, según anticiparon empresarios del sector a PRIMERA EDICIÓN.

“Las carnicerías sabemos que a cada incremento que aplicamos, le sigue una fuerte baja en el consumo. Somos las que menos queremos estar en este escenario de incertidumbre e inflación, pero es imposible no aplicar subas y esta semana habrá un 5% de aumento como mínimo, hasta un 8% en algunos cortes especiales”, señaló el dueño de carnicerías en Posadas, Hugo Metrechen.

En un contexto en el que el rubro carnicería tuvo un aumento intermensual en agosto del 3,63% y anual del 84,65% según el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (ISEPCi) Misiones, en su índice barrial de precios; los empresarios del sector entrevistados por este medio, confiaron que los cortes de novillo volverán a ser los que más sufran el alza de precios.

“Si bien el pollo y el cerdo fueron las carnes con mayores aumentos el mes pasado, los incrementos no se notan de forma pronunciada en el bolsillo del consumidor, siempre si hablamos en comparación con los valores de la carne vacuna, porque la brecha de precios todavía es demasiado grande”, analizó el empresario, dueño de carnicerías en los barrios de la ciudad capital.

De acuerdo a lo que contó, en cuanto a carne roja, los cortes de novillito junto con la picada especial y la común fueron los más afectados por los aumentos y la situación volverá a repetirse en septiembre.

“Desde hace bastante tiempo la gente se está tirando a comprar pollo, porque no puede permitirse llevar carne vacuna en cantidad y esa tendencia sigue así”, explicó.

Con esa variable, las subas, impulsadas por la fuerte demanda alcanzaron en agosto último un 15% contra un 12% de las carnes rojas, que también fue importante por el impacto mensual que significa la suba de un alimento que se consume a diario.

En lo referido a la carne de cerdo, durante el mes pasado se registró un importante incremento del 10% especialmente en embutidos y cortes especiales, y para septiembre se espera un escenario similar o mayor en todos los tipos de carne.

Podría subir más

De todas maneras, la tendencia de una desaceleración de la suba de la carne en relación a la inflación general, dada entre los meses de junio a julio, la carne vacuna da signos de dar un salto muy significativo este mes.

“Nuestro rubro es uno de los más castigados, porque se siente en el día a día, al igual que el pan. Es un costo fijo y mientras los valores suben los clientes vienen con el mismo dinero y cada vez compran menos. Repercute fuerte en el bolsillo porque no sólo sube la canasta básica, sino que los servicios también se disparan”, reflejó el hombre.

Y agregó: “En estos días van a llegar las boletas de luz con el nuevo cuadro tarifario en el marco de la quita de subsidios, los aumentos en las prepagas, transporte público, internet y colegios”.

“Si bien los primeros días del mes nos mantuvimos estables en los tres tipos de carne, no va a ser así de acá hasta fines de septiembre”, remarcó.

Consultado al respecto, otro empresario del sector, Abel Motte, explicó que en el rubro se espera una luz verde del Gobierno para el dólar oficial.

“Si el dólar oficial exportación se dispara la carne también hará lo propio porque el exportador puede pagar más pesos, ya que lo recupera en dólares. No obstante todo esto, la realidad actual está llevando a que desaparezca la carne para exportación, porque se pierde plata”, reflexionó Motte.

“En este escenario sale entre un 8% y 12% más caro engordar un animal que el precio que se recibe por la venta. El engorde se hace a cuenta del dólar blue, porque importa insumos en dólares pero debe vender a dólar oficial”, agregó.

Comparó el empresario: “Sólo por mirar un indicador, las paritarias en un año llevaron los incrementos entre los trabajadores a un 100%, mientras que el precio de un año al otro se arrimó al 80%. Lo mismo si miramos los precios del combustible en 2021 y los actuales. La verdad es que vamos a ver lo grande que es la brecha”.

Extensión de precios cuidados

La semana pasada la secretaria de comercio interior de la Nación anunció la extensión del programa de Precios Acordados para asado, nalga, matambre, vacío, falda, paleta y tapa de asado.

No obstante, en promedio, la carne viene aumentando en Misiones en el orden del 12% mensual, exactamente el doble que en CABA. Y, si bien el Gobierno nacional apela a una política de precios controlados, hay cortes que ya superan el 80% de aumento en el año y las medidas de contención no se sienten.

Eso sin tener en cuenta que los precios cuidados en la tierra colorada sólo llegan a tres grandes cadenas de supermercados en Posadas. La mayoría de los misioneros, ni siquiera llega a percibir ese beneficio y se las tiene que arreglar con algunas promociones de los bancos, si es que puede comprar con tarjeta de débito o crédito de algunos bancos.

 

Tampoco alcanzan los aumentos de sueldos otorgados 

La Canasta Básica de Alimentos (CBA), compuesta por 57 productos de los rubros almacén, verdulería y carnicería que mide el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (ISEPCi) Misiones mostró que la inflación en el rubro carnicería sigue picando en punta y acumuló en agosto un 88% anual.
“Los incrementos otorgados por el Gobierno nacional, para las asignaciones sociales, jubilaciones y pensiones y salarios de los empleados estatales, en ningún momento logran detener el ataque al poder adquisitivo que produce el aumento permanente de los precios”, remarcó el ISEPCi.

A su vez, el estudio mostró que en los comercios de cercanías de los barrios populares, los precios de la Canasta Básica Alimentaria (CBA), aumentaron entre agosto del 2021 y agosto del 2022 un 96,70% en Misiones, “empujando a miles y miles de familias de los barrios posadeños a estar debajo de la línea de indigencia y no poder cubrir su alimentación”.