Alertan a la población sobre las estafas por medio de llamadas telefónicas

0
22

Luego de la denuncia de una mujer por fraude de 19 mil pesos en la supuesta compra de un jeep, la Policía de Corrientes brinda algunas recomendaciones a la sociedad para que tengan precaución al momento de las compras por teléfono.

La damnificada es una mujer de apellido Correa oriunda de la localidad de San Luis del Palmar, con la supuesta compra de un vehículo Jeep. Habría desembolsado unos 19 mil pesos durante la supuesta operación de compra. Toda la comunicación fue vía mensajes de WhatsApp y al momento de hacer entrega de lo pautado, el número telefónico dejó de existir.

Por este motivo, la Policía de la Provincia de Corrientes alerta a la comunidad dejando en claro el modo de operación de estos malvivientes que obtienen datos a través de la web, guías telefónicas, padrones, redes sociales, etc.

El típico “cuento del tío”

En esta modalidad delictiva: la victima recibe un llamado telefónico a su línea fija de parte de un supuesto familiar, donde pregunta a la víctima si posee billetes en pesos y/o dólares y el monto. Una vez obtenida dicha información, manifiestan a la victima que algunos tipos y/o series de billetes saldrían de circulación, por lo cual la entidad está realizando el cambio de billetes ofreciendo que personal bancario (supuestamente) pase a recoger por su domicilio o en un lugar convenido por ambas partes, logrando de esta manera estafar y apoderarse de su dinero.

Fines extorsivos

Consiste en efectuar llamados telefónicos al azar, proveniente de celulares desconocidos y/o modo “privado”, para extorsionar pidiendo rescate por alguien del entorno familiar que supuestamente ha sido secuestrado. Primero simulan que un familiar ha sufrido un accidente, para luego valerse de cierta información de su misma victima donde le exigen la entrega de todo bien de valor que pueda tener en su domicilio.

Obtención de falsos premios

Consistiría en que la victimas seleccionadas son supuestos ganadoras de premios por sorteos. Generalmente son llamadas provenientes de otras provincias, notificando a la persona que ganó un vehículo o un artefacto electrónico. Cuando la personas damnificada ha creído se ganadora del premio, pueden existir reiteradas comunicación con el estafador o estafadora quien siempre utiliza para comunicarse “celulares con chips” cuya titularidad es inconsistente, es decir que no puede ser fácilmente determinado quien es titular real. Le exige una determinada suma equivalente a tarjetas telefónicas, cuya numeraciones de códigos debes ser pasados al victimario.

Como actuaría un estafador virtual

Generalmente, él o los estafadores, llaman a un teléfono fijo domiciliario o comercial, pocas veces a un teléfono celular.

En primer lugar, le informa que un familiar ha sufrido un accidente vial. Este es el momento en que el delincuente obtiene las primeras informaciones respecto de datos físicos o identificatorios del/a supuesto/a secuestrado/a proporcionados involuntariamente por el/a damnificado/a, ya que en su desesperación para determinar si es o no miembro de su familiar, aporta el nombre, características físicas o ropas que utilizaba.

Posteriormente, el delincuente da un abrupto giro a la conversación diciéndole que tiene secuestrado a su familiar y le exige a la victima de la estafa que no corte la comunicación para mantenerlo en línea. De esta manera evitaría que no se pueda comunicar con otras personas y averiguar sobre la supuesta persona secuestrada. Al mismo tiempo permanentemente amenaza con matarlo sin no para el rescate y hasta le hace escuchar una voz femenina o masculina (según el caso) pidiendo auxilio, tendiente a lograr la atención, preocupación y temor a su víctima, para logar el botín deseado.

ALGUNAS SUGERENCIAS PARA EVITAR EL ENGAÑO

  • Dialogar y recomendar a niños y adultos mayores y más cercanos, para instruirlo sobre posibles llamadas de personas extrañas que han de intentar hacerse pasar como familiar en riesgo de eventuales, secuestros, accidente o intenciones de cambiar dinero.
  • Recomendar que no existe medidas económicas sobre posibles cambios o sustitución de momeada
  • No suministrar, ni aportar datos propios o de familiares, sobre la disponibilidad de dinero.
  • No acatar la orden de mantener abierta la comunicación con el supuesto secuestrador, debiendo inmediatamente realizar las consultas y llamadas al teléfono de la persona supuestamente secuestrada y/o teléfonos de otros familiares que puedan corroborar la ausencia de la supuesta víctima privada de la libertad.
  • No aportar al supuesto secuestrador, identidad, características, prendas de vestir, ni otros datos que utiliza el estafador para desarrollar su maniobra y preferentemente, mediante la utilización de otro móvil telefónico, simultáneamente llamar al 911 y/o a la Comisaría de su barrio o también al 3794-422931 (Delitos complejos)

Fuente diario Epoca