2-1: Heroica victoria de River Plate con 20 bajas y un jugador de campo lesionado de portero

0
82

River Plate, que sufrió un brote de coronavirus y presentó un once sin reservas y un portero improvisado, logró un heroico triunfo por 2-1 ante el colombiano Independiente Santa Fe para quedar como único líder del Grupo D de la Copa Libertadores de América.

Los tantos de Fabrizio Angileri y Julián Álvarez antes de los primeros diez minutos del partido le dieron al equipo de Marcelo Gallardo una histórica victoria como local ante un abúlico rival que descontó a través de Kelvin Osorio pero que, tras esta caída, quedó eliminado incluso de la posibilidad de acceder a la Copa Sudamericana.

La condición de heroico en el triunfo millonario radicó en las 20 bajas por coronavirus que sufrió la plantilla de River Plate sumado a un equipo de apenas once jugadores con el lesionado Enzo Pérez en la portería tras el contagio de los cuatro arqueros y la negativa de Conmebol de habilitarle un sustituto.

El River, que venía de quedar eliminado ante el Boca Juniors en los cuartos de final de la Copa de la Liga Profesional, logró un triunfo épico que además lo deja muy cerca de la clasificación a los octavos de final de este certamen.

La contracara de este triunfo fue el Independiente Santa Fe, que sufrió cinco casos positivos por covid-19 antes de su viaje a Buenos Aires, para una eliminación muy dolorosa de este certamen continental.

El comienzo de este encuentro fue con un River con todas las luces, primero con una opción desperdiciada en mano a mano de Agustín Fontana que tapó Leandro Castellanos en el minuto dos de juego.

Sin embargo, dos minutos después el propio Fontana quedó frente al portero Castellanos que desvió el tiro pero en el rebote Fabrizio Angileri desde la medialuna sacó un remate furibundo para abrir el tanteador.

La sorpresa no mermó porque dos minutos después un pase llovido de Angileri dejó a Julián Álvarez con un control perfecto para definir con un remate fuerte al ángulo superior derecho que dejó sin reacción al portero Castellanos.

Después de ese uno-dos del inicio, el River se replegó sobre su portería defendida por el improvisado y lesionado Enzo Pérez, mientras que el Independiente Santa Fe con la posesión del balón se mostró sin respuestas para poder descontar.

Sin reacción, en la segunda etapa el técnico movió el banquillo para aprovechar la falta de rotación de su rival que salió sin reservas a disputar el encuentro.

Justamente el ingresado Kelvin Osorio fue quién le cambió el ritmo a un cansino Independiente Santa Fe, que en el minuto 72 llegó al descuento con un desborde de Jhon Arias y un centro atrás para la llegada de Osorio para empujar el balón a la red.

No hubo rebeldía para intentar el empate y ni siquiera ideas para ir en contra de una portería sin un arquero habitual.

El River se replegó con inteligencia y logró este histórico triunfo que además de darle tres puntos vitales lo dejó líder en el Grupo D de esta edición 2021 de la Copa Libertadores.

En la última jornada, el River Plate recibirá al Fluminense, mientras que el Independiente Santa Fe jugará ante el Junior en la ciudad ecuatoriana de Ambato.

Enzo, protagonista del partido

Enzo Pérez Mis compañeros arqueros me escribieron para darme consejos

Enzo Pérez y De la Cruz, entrenando como porteros en River Plate

Fuente mundo deportivo